15 años de la muerte del arquero de San Miguel

Este viernes 22 de octubre se cumplieron 15 años de la muerte del arquero de San Miguel Leonel Argotty, ocurrida como consecuencia de una colisión con un delantero durante el partido que su equipo jugaba contra Santa Bárbara en la cancha de El Tambillo, municipio de Sandoná, en el marco del campeonato veredal de fútbol.

Equipo de San Miguel

Esta fue la nota que compartimos sobre este triste hecho que enlutó al corregimiento de San Miguel y en general al municipio de Sandoná.

Pesar por muerte de deportista

Un profundo pesar causó en la comunidad deportiva de Sandoná la muerte del arquero Leonel Argotty ocurrida en desarrollo del segundo partido del campeonato veredal de fútbol en la cancha de la vereda El Tambillo, el pasado domingo.

Jairo Rodríguez compañero de Leonel en el equipo de San Miguel relató que el partido entre su equipo y el onceno de Santa Bárbara lo ganaban por el marcador de 2 goles a 1 y sobre el minuto 39 del segundo tiempo uno de los jugadores de Santa Bárbara envió un pase al vacío por entre los dos centrales de San Miguel quienes le gritaron al arquero que saliera a rechazar.

Al mismo tiempo un delantero apareció para convertir el gol y allí fue cuando se produjo el choque, del cual llevó la peor parte el portero Argotty. Fue tan la colisión que inmediatamente entraron los auxiliares de San Miguel para prestarle atención al arquero, sin embargo por el impacto se desmayó e inclusive entró en estado de coma por lo que resolvieron trasladarlo de inmediato al Hospital Clarita Santos de Sandoná, en donde reaccionó por algunos minutos.

Tan pronto el médico de turno lo valoró lo remitió al Hospital Departamental de Pasto en donde recibió atención hasta el momento de su muerte en las primeras horas de la madrugada del día lunes.

Rodríguez expresó que en los últimos campeonatos en donde participaron con el equipo de San Miguel el arquero siempre fue Ignacio Rosero, sin embargo Árgotty, de aproximadamente 32 años de edad, le solicitó que le dé la oportunidad de tapar y poco a poco fue demostrando que tenía condiciones para cumplir un buen papel en el arco.

Incluso antes del partido con Santa Bárbara se había definido que tape Ignacio Rosero, pero el propio Leonel pidió que le entregue el buzo de arquero para que Rosero juegue de defensa. Al terminar el primer tiempo en vista que había recibido un golpe en un dedo de su mano derecha nuevamente se le sugirió que se lo reemplazaría, pero él insistió en seguir tapando.

Añadió que todos los jugadores quedaron traumatizados por la muerte de su compañero y definirán en el transcurso de la semana si continúan la participación en el torneo.

Sus honras fúnebres se cumplieron el martes 24 de octubre de ese año.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.