Al son que me toquen

Manzanas Verdes
Espacio por la Convivencia y la Cultura Ciudadana
Por: Lucciano
[email protected]

Las Crónicas desde la Plaza de Mercado, la accidentalidad vehicular (en especial de motociclistas muchos de ellos menores de edad) desmedida, la posibilidad de instaurar la oficina de tránsito en el Municipio, la renuncia de la secretaria de Gobierno, la posibilidad y Necesidad del Paso Nacional en beneficio de proteger y preservar nuestro máximo valor cultural que es la Basílica, la reubicación de los vendedores de la plaza, la organización de los mismos y sus políticas para ser implementadas, las ventas alrededor del parque y en general un sinnúmero de aspectos que no terminaría de enumerar, me han llevado a escribir esta columna que la he titulado: “AL SON QUE ME TOQUEN” donde muchos de los anteriores aspectos, nos involucran, no solo porque hacen parte de la transformación administrativa y social que exigen las dinámicas gubernamentales, sino por el amplio debate y concertación ciudadana que invitan.

Quienes nos vemos comprometidos desde varios puntos de vista, en esa transformación, que nos cae de sorpresa muchas veces, con indiferencia otras y desprevenidos en la mayoría de los casos y donde ese avance obedece al resultado improvisado de políticas públicas implementadas también, de manera ocasional, forzada o en el peor de los casos “obligada” o “porque tocó” debido al desborde al cual han llegado.

No quiero apuntar o señalar con esto a ninguna administración en particular, o convertir mi perspectiva y manera de concebir la gobernabilidad en un “juicio”, pero sí a recordar que todos los males que aquejan a una sociedad son fruto de una Cultura Comportamental y de Costumbre si se quiere y en este caso de “Malas Costumbres” diría yo, toda vez que esa problemática obedece o tiene sus raíces más bien, en el concepto ”CULTURA CIUDADANA” que es en últimas la razón de ser de muchas problemáticas, pero también de sus soluciones.

A lo largo de estos casi 20 Años que este espacio “MANZANAS VERDES” ha promulgado y propiciado espacios críticos, de reflexión y pensamiento alrededor y sobre “CULTURA CIUDADANA” nos es de obligada y exigente razón “PEDIR” desde nuestro sentir Sandoneño, que ya es hora de que “LA CULTURA CIUDADANA” se convierta en la verdadera herramienta para dar paso a posibilidades y escenarios, que incluyen en su amplio contenido conceptos de identidad, arraigo, sentido de pertenencia, gobernabilidad, planeación, proyección, visión y muchos valores, inmersos en los derechos y deberes ciudadanos, que deben proponerse y reclamar como verdaderas Políticas Públicas y ser parte esencial de los Planes de Desarrollo, los cuales SE DEBEN ARTICULAR Y TRANSVERSALIZAR con aspectos fundamentales de Desarrollo Social, como el Arte y la Cultura, pues es desde la Pedagogía donde el Ciudadano “APRENDE” y se le debe “ENSEÑAR” lejos del modo represivo y de “OBLIGATORIEDAD”, si bien esas Normas son de Obligatorio cumplimiento para que conceptos como RESPETO Y TOLERANCIA sean el motor de una convivencia común a toda una sociedad, también lo es el reconocer que vivimos en una sociedad donde “CULTURALMENTE” creemos que nuestra libertad sobrepasa el derecho a “MARRANEAR” y ahí está el Meollo del asunto.

Por tanto es hora de “BAILAR AL SON QUE NOS TOQUEN” pero que esa danza sea al ritmo de una melodía Planificada, concertada y Participativa, solo así el Baile puede terminar en Santa Paz.

Villa del Rosario 2 de Diciembre 2020

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por la página Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *