¡Caballos!

Por Manuel Erazo Cabrera
Ismael Botina popular maestro Buchón, recuerda
que cuando era niño, en la escuela de la vereda, de aquella lejana región, tuvo un maestro
malgeniado, el Profesor Nicanor, que enseñaba a los guaguas a punta de fuete y
regaños
– de eso hacen unos ochenta años.

El profesor Nicanor, sacaba al tablero uno a
uno y les pedía la lección. “Haber, ¿cuál es la capital del Ecuador?, y
cualquier guagua despistado le contestaba: Tulcán. Toma tu fuetazo y de regaño
le decía ¡caballo!
Así se pasó la vida de la primaria, y hasta
ahora resuenan esos regaños de ¡Caballo! cuando algo sale mal.
Pero no solo es la escuela, en la vida
practica deberían de darse esos regaños y en público. Veamos, por ejemplo: un
alcalde de Pasto, sin ton ni son, se le antojó construir un puente del chorizo
,
por donde no pasan ni los espíritus del mal, se gastaron miles de millones de
pesos; ¡caballo!
En Guaitarillla un alcalde varón, decidió por
gusto y gana, construir una piscina en clima frío
y donde no hay agua, ahora la
llaman “la piscina seca”; ¡caballo!
En Pasto, un concejo municipal, presidido por
una vaca y catorce caballos que nos aumentaron los impuestos hasta donde más
pudieron
…!Caballos íntegros!
Y esto es de nunca acabar, candidatos a la gobernación. Uno que siendo
senador, promovió la revocatoria del congreso, y ahora busca apoyo de los
congresistas
…!caballo!; otro candidato, también a la gobernación, que antes de
las elecciones, le dicen el “quemado”…!caballo!, otro  que no salió en la foto de las encuestas, se
enojó…!caballos del todo!
Qué decir de un teleférico que ya le están
criando lanas y que lo único que va a terminar es tumbando a la virgencita de
las Lajas?
…!caballos!
Y así por montones ejemplos. Pero el más
genial, es el de Avante, esa empresa que está pavimentando las calles de Pasto,
vean pues: el carnaval de negros y blancos, Patrimonio intangible de la
Humanidad, requiere de una senda libre de obstáculos. Que no tenga cuerdas de
energía
, que no haya huecos, sin embargo, a lo largo de todo el recorrido le
tupieron semáforos que impedirán el paso de las carrozas…!caballos! Cada año
tendrán que desmontarlos, mientras pasa el carnaval y después volverlos a
instalar…!caballos!
Mejor hablemos bien de los caballos, hay un
lindo poema que dice así: “el caballo camina como entonando versos, y en su
trote lo invita al examen de las cosas que pasan por delante de los ojos del
jinete
”. Y otra curiosidad, que les queda de tarea: busquen por internet la Ley
61 de 1888, se la conoce como “la ley de los caballos”; averigüe de qué se
trata?, porque se llama así?
Tal vez sería mejor que en vez de cristianos,
votemos en las elecciones de octubre  por
caballos, nos puede ir mejor.
Calígula, tuvo toda la razón de adorar los
caballos, son inteligentes, leales y serviciales
, no como los humanos que
patean a los amigos.
Votarán bonito…no serán caballos…
Domingo 1 de marzo 2015

Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.