A cada señor su honor

Por: Jaime Arcos Moncayo
En el devenir de la vida hay señores, caracterizados por sus ideales, liderazgo, actitudes, mística y otros valores y que realizan acciones a veces en el silencio de los sabios y que van en beneficio de la humanidad y esos caballeros y damas merecen su honor y reconocimiento. Hoy también reflexiono sobre ese pensamiento que dice: “Que ser bueno  es fácil, lo difícil es ser justo”. Es decir en medio de la bondad, darle lo que merecidamente le corresponde a cada cual por sus obras.
Este encabezado inicial lo hago por los recuerdos que me vinieron  a la memoria, vivencias de la  cotidianidad que nos toca a cada quien en ese  cuarto de hora que nos brinda la vida y pensé en cientos de sandoneños que un día pensamos no individualmente, sino en lo colectivo y decidimos liderados por una figura llamada CONSTITUYENTE, acompañada por verdaderos demócratas entre ellos la Doctora Zulma Izquierdo y el Doctor Camilo Salazar y convertimos en el componente político la prioridad uno A, de llevar a mandato popular la idea y concreción de acogernos a la ley 550 por la inviabilidad del municipio de Sandoná heredada de administraciones anteriores. Que yo recuerde se decía que por la inviabilidad, hasta podríamos terminar siendo un corregimiento de algún municipio vecino, se oía que podríamos perder nuestro status de municipio y otros temores. Pues a quien le iba gustar ver al pueblo grandioso de Nariño, inviable, insostenible, sin desarrollo y falto de confianza en el plano nacional.
Así que con un grupo de ciudadanos y con voluntad de la anterior administración y de algunos concejales de ese entonces y con la resistencia de otros, se trajo al Doctor Parmenio Cuellar, quien había tenido la experiencia de llevar a 550  al departamento con los resultados positivos bastante conocidos a nivel nacional. El, ante un numeroso auditorio, planteo las dificultades y bondades de acogerse a la ley, hasta recuerdo que ahí aprovecharon la buena oportunidad para presentarle un proyecto educativo que les fue aprobado.
Hoy he leído, he escuchado por esta radio, que se ha pagado adelante del plazo acordado, cosa que me alegra muchísimo y al SEÑOR o sea  al Alcalde que con liderazgo, voluntad ciudadana política y responsabilidad, se convenció y continuo el  proceso sin sectarismos y cumplir con el pueblo, se merece su honor al igual que sus acompañantes. Eso deja ver la capacidad de representar al municipio y la de respetar las decisiones del pueblo soberano.
Por estos días el ingeniero Córdoba ha venido preguntando el por qué llegamos a adquirir tanta  deuda, puedo asegurar que las viejas prácticas politiqueras de realizar obras inconclusas, casi siempre mal pensadas y por beneficios personales y otras veces por pagar la cantidad de votos que les pusieron a nuestros mandatarios en tal o cual vereda, por la ambición apasionada de poder a veces solo por orgullo que por capacidad y convicción; todo lo anterior genero vicios y errores que se los paga con dinero o con lagrimas.
Este Sandoná del alma, que se ha movido y convivido por la histórica y connatural razón de ser una raza ancestralmente conocida por el trabajo, la pujanza, el espíritu aventurero y de amor por su patria,  pues aquí no tuvimos bonanza cocalera, ni petrolera aquí es el sudor y la fe en la capacidad de trabajo que cada cual tenemos, en otra época no tuvo la suerte política de otros municipios del departamento.
A la pregunta de ¿Qué aprendimos de esa lección?, digo que no volvamos de la política una pasión ni un fanatismo, que maduremos políticamente y que cuando elijamos estemos convencidos que sea por alguien que no solo vea a su alrededor, sino en todos y prospectivamente y que él  se convierta en mandatario de todos los sandoneños  y no únicamente de los que por él votaron. Así también madura la democracia, la justicia y la equidad. Es preciso invocar la experiencia de cabildos del gobernador actual, que como nunca los pueblos han visto concretarse obras  concertadas y los ciudadanos quedamos con la amistad y la convivencia por quedar todos a gusto. Como nunca hemos dialogado en educación y ponernos de acuerdo en el desarrollo físico y pedagógico de las instituciones por la preocupación del mandatario en la calidad; lo propio en salud y otros.
Finalmente quiero recordar unos versos de un poema de Amado Nervo llamado EN PAZ y dicen:
Que si extraje las mieles o la hiel de las cosas,
Fue porque en ellas, puse hiel o mieles sabrosas,
Cuando planté rosales siempre coseche rosas.
Termino diciendo, que en este bello jardín de flores que ha crecido en torno al logro de salir de 550, que los de hoy tomen su rosa, y que a los de ayer que impulsamos nos dejen tomar la nuestra. Hablo por todos esos ciudadanos, que en otro día, pensamos muchas cosas por ese Sandoná que perdió el timón y que hoy se le abren horizontes para trazar una nueva bitácora con todos “los señores que merecen los honores”. 

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.