Capacidad, coraje y disciplina

Desde mi ventana
Por Ramiro García
[email protected]

Desde la lejana época cuando los jóvenes pupilos de José Antidio Benavides Romero incursionaron en el deporte aficionado de las narices chatas en el ámbito local o en intercambios intermunicipales, no se conocía una emergente y promisoria figura boxistica competitiva que trascendiera el panorama nacional, excepto lo logrado a la fecha por otro pugilista, el también joven peso mediano Andrés Felipe Chapal, en la rama aficionada.

Hace poco se divulgó la buena noticia que David Montezuma, un joven pugilista del peso Walter Junior se abre paso en el difícil y competitivo medio profesional norteamericano, pues está radicado en Texas.

Su capacidad, coraje, disciplina y apoyo de contactos deportivos en ese gran escenario le han abierto espacios para retar a contrincantes ranqueados.

El solo hecho de conjurar tantas odiseas para escalar esa posición, le confieren a este joven deportista el meritorio reconocimiento público para calificar al Premio SOMBRERO en el deporte, en su octava versión sandoneña.

Respetuosamente, este es mi candidato.

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por la página Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *