Cincuenta años de Bomboná

Por Jorge Mideros Rosero
Mi Nariño es tierra fértil, tierra labrantía,
tierra para la vida, tierra de nunca olvidar.
Hace 50 años la gran “Hacienda de los Bucheli”
ubicada en el Municipio de Consacá, bajando de Yacuanquer, muy cerca de la
piedra donde Bolívar se subió para ordenar a sus hombres en la batalla
libertaria de Bomboná, sería el
epicentro de la más revolucionaria reforma agraria integral firmada por Alberto
Lleras Camargo
  establecida en la Ley 135
de 1961 en el marco de la Alianza para el progreso, replicada luego en
diferentes zonas de Colombia.

Fue así como a 
mis escasos 12 años conocí la gran realidad de la política agraria
colombiana. Esa que por no haber sido continuada, fortalecida, ampliada dejó a
Colombia sumida en la más creciente violencia política
que sigue hasta nuestros
días sin una salida clara.
En Julio de 1963, culminan las gestiones del
predio” Hacienda Bomboná” por parte del incipiente Incora y los herederos de
Julián Bucheli, político conservador; se inicia entonces el proceso de
transformación de la tenencia de la tierra con 2.656 hectáreas que se
distribuyeron en forma individual conforme a los estatutos de la Reforma
Agraria, beneficiando a 187 familias bajo el nombre de “Parcelación o
asentamiento de Bombona”
. Para solucionar el problema de vivienda se
construyeron 225 soluciones a través del Instituto de Crédito Territorial
y se
organiza la ciudadela con servicios de calles, alcantarillado acueducto,
energía eléctrica, escuela, iglesia y áreas comunales para deporte y
recreación. Se completaba la realidad con la entrega de las parcelas destinadas
a cultivar caña y otros, también con un
trapiche para producción de panela y la formación de la Cooperativa de los
beneficiarios de Bomboná.
Ciudadela de Bomboná

Fueron semanas tras semanas de duro trabajo
por  parte de los topógrafos,
arquitectos, ingenieros, y técnicos agropecuarios, mecánicos, mejoradoras de
hogar, abogados, sindicalistas, sacerdotes, periodistas que llegaron a aplicar
esta ley, a cambiarle la vida a este puñado de colombianos que aprendieron a leer y a escribir con esta
ley
que les abría las puertas al conocimiento, al trabajo, a la propiedad, a
la asociatividad, a la producción y hacer realidad sus sueños y el de las
generaciones que han fortalecido esa rica zona de las faldas fértiles del
Galeras. El impacto ha sido trasgeneracional, pues allá siguen asentados y
productivos sus hijos y nietos, demostrando a tantos incrédulos de la capacidad
de nuestros campesinos colombianos que ellos solo necesitan una oportunidad:
reforma agraria integral!!

Baltazar Mideros, sandoneño de pura cepa, por
su trabajo de mecánico estuvo allá viviendo de cerca esta bella realidad y claro, con su vasta y
comprometida formación política sabía que tan importante era ese acontecimiento
forjado por las luchas de nuestros campesinos
. De su mano llegué a convertirme
en un testigo presencial de excepción de esa histórica enseñanza que muy pocos
políticos conocen o recuerdan!
Carlos Lleras Restrepo, ha sido en los últimos
60 años, el más importante político colombiano que lideró el sueño de la
reforma agraria de millones de
colombianos de hoy. Según un estudio de la Contraloría General, entre 1962 y
2004 se adjudicaron 6.620.000 hectáreas
, y fue en el gobierno de Lleras
Restrepo en el que se llevó a cabo “el 72 por ciento del programa de
extinción de dominio (de tierras baldías de la Nación) y el 25 por ciento del programa
de adquisición de tierras”. A la vez dejó una sabia enseñanza a los campesinos
colombianos: “solo los campesinos unidos pueden imponer la reforma agraria”.
Ojala aprendiéramos esa lección!! Y así evitar
tanta violencia ¡!
Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.