¿Cómo fue que lo malo se volvió bueno?

Por Ángela Marulanda

Hoy no solamente estamos viviendo un
cambio de era… sino una era de grandes cambios y, si bien hoy hay muchas
cosas mejores, también hay muchas otras peores
. Hemos ido adoptando una
posición de apertura a todo, incluido lo malo y lo peligroso, aun cuando vaya
en contra de lo sano, los principios y los valores, como por ejemplo…

Los adultos quieren seguir
pareciendo jóvenes, mientras que los niños maduran biches porque ahora gozan de
los privilegios de los adultos.
La juventud ha sido glorificada a
tal punto que hoy los ancianos ya no son venerados por su sabiduría sino
menospreciados por sus arrugas
.
Varios padres y madres divorciados
conviven con sus “marinovios”
y muchos hijos e hijas pasan la noche con sus
“amigovios”.
Los humildes a menudo son despreciados,
los malvados son justificados, los bondadosos son ridiculizados y los íntegros
son repudiados
.
Lo que más se admira hoy en una
persona es la fortuna que amase
, no la honestidad con que la haya logrado ni la
generosidad con que la comparta.
La mejor credencial es tener mucho
dinero, como quiera que se haya ganado
y, lo peor es tener poco por ser
honrado.
El maltrato y el acoso se volvió una
entretención de los jóvenes
, la infidelidad se justifica, la impunidad se
glorifica, el vocabulario soez se considera gracioso y la vulgaridad se celebra
como divertida.
Los jóvenes bondadosos son
despreciados como “nerdos”, es decir tontos, mientras que los matones son
temidos y los ostentosos son reverenciados como héroes
.
La gente que defiende los principios
éticos y morales a menudo es tachada de puritana o anticuada
, mientras que la
liberada (de toda norma ética o moral) es admirada y elogiada como de
“avanzada”.
¿Qué nos pasó? ¿A qué horas lo
positivo se volvió negativo y lo malo se volvió bueno?
.
Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.