Construyen planta de tratamiento de aguas residuales

Fabián Mauricio Echeverría
Gerente Hospital Clarita Santos

Avanza la construcción
de la planta de tratamiento de aguas residuales –PTAR del hospital Clarita
Santos de Sandoná
que comenzó al finalizar el año pasado.

El gerente del centro
asistencial Fabián Mauricio Echeverría indicó que la construcción de esta
infraestructura obedece a la norma ambiental que los hospitales deben cumplir
para su habilitación exigida por el Ministerio de la Protección Social
.
El funcionario expresó
que esta planta, ubicada en el costado noroccidental del hospital, servirá para
la disposición de todos los residuos líquidos, entre ellos los que tienen una
alta carga contaminante
, resultado de los procedimientos que se adelantan en
este lugar.
Indicó que la
construcción de la PTAR tiene un costo de 200 millones de pesos, recursos de la
gobernación de Nariño y del propio hospital Clarita Santos y se terminará al
finalizar el mes de febrero del presente año.
Echeverría dijo que se
pudo adelantar la construcción de la plata ya que la administración municipal
construyó el tramo de alcantarillado por la carrera 4A entre las calles 10 y 8
,
al cual se dispondrá el agua debidamente tratada.
Foto tomada el 29 de diciembre de 2015

Por su parte el
arquitecto David Ortega residente de la obra señaló que al principio se tuvo
inconvenientes porque en el sitio salió una gran cantidad de agua, por lo cual
tocó construir un filtro perimetral
para canalizar estas aguas con el fin de
evitar que inunden el sitio en donde se construye la planta de tratamiento.

Explicó que comprende
la construcción de dos tanques, uno digestor y un anaerobio con sus respectivos
elementos que ayudarán a filtrar el agua con el fin de entregarla
descontaminada al sistema de alcantarillado
.
Esta es la tercera
planta de tratamiento de aguas residuales que se construye en Sandoná
, luego de
las dos que se construyeron en los últimos dos años en la urbanización Villa
Cafelina, en la primera y en la segunda etapa.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *