El carnaval de pasto es excluyente por su denominación

Por Pedro Nel Burgos
pedronelburgos@gmail.com
Seguramente, pocos han reflexionado sobre la
exclusión cultural, geográfica y social que genera el actual Carnaval de Pasto.
Pues bien, su denominación cerrada y delimitante de su nombre: Carnaval de
Negros y Blancos de Pasto evidencia dicha exclusión
.

El actual Carnaval fue reconocido, según la
Unesco, con la dicotomía Negros y Blancos, sin lograr abarcar los componentes
raciales y culturales que esta manifestación social tiene de fondo. La
reflexión se debe realizar en cuanto los pastusos y nariñenses no se pueden
clasificar netamente como negros y como blancos
, esto sabiendo que la gran
mayoría son mestizos, lo cual es un problema para su identificación y
apropiación social y cultural.
Por otro lado, la dicotomía Negros y Blancos
es una denominación masculina que excluye de forma directa a las mujeres y
demás comunidades con diversidad de género
. Una situación que en nuestra
sociedad actual, debería ser una obligación de reconocimiento y respeto de
derechos, y el carnaval como manifestación integradora y “popular” debería dar
ejemplo en este sentido.
La limitación de Pasto, cuando se realizó el
proceso para el nombramiento del carnaval como patrimonio inmaterial de la
Humanidad, especialmente, grupos sociales y culturales de Ipiales reclamaron
por la exclusión que esta delimitación implicaba para el desarrollo del
carnaval a Nivel departamental y en el sur de Colombia
.
La exclusión geográfica que produce la
denominación de Pasto significa el no reconocimiento de los otros carnavales
que se realizan y festejan en los municipios de Nariño
(y otros departamentos),
como expresiones culturales y tradicionales que hacen mérito a su
heterogeneidad.
Aunque cueste decirlo, la denominación del
actual Carnaval de Negros y Blancos de Pasto evidencia formas de exclusión que
impulsan procesos de resentimiento cultural e identitario
, en cuanto se ha
evadido y no reconocido el potente poder de convocatoria y manifestación
popular integrador que el carnaval pudo adquirir a nivel departamental y
regional en el País, si se hubiera tenido en cuenta una denominación más amplia
de esta manifestación social.
Fuente: narino.info

Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *