El tercer acuerdo

Visión de mujer

Por Elsy Melo Maya
[email protected]
Este consiste en “No hacer
suposiciones”. Resulta que la mente humana funciona de una manera muy
interesante: todo debe ser justificado, explicado y comprendido para sentirnos
seguros; existen miles de preguntas que requieren respuesta y que la mente racional
no es capaz de explicar
. Sin importar si la respuesta es correcta o equivocada,
requerimos de ella.

Ante lo que nos dicen los demás,
hacemos suposiciones y si no nos dicen nada, también las hacemos, incluso si
escuchamos algo y no lo entendemos, entonces suponemos lo que significa y hasta
terminamos dándole credibilidad, porque no tenemos el valor de preguntar, lo
cual sería lo adecuado
. Suponemos que todas las personas ven la vida de la
misma forma que nosotros lo hacemos y la mayoría de las veces acudimos a las
suposiciones con gran rapidez y de una manera casi que inconsciente, porque es
la forma que se ha establecido para comunicarnos; se siente temor de preguntar
y preferimos pensar que la gente que nos rodea, debería saber que queremos o
como nos sentimos. Consideramos que los demás piensan, sienten, juzgan y
maltratan igual sin pensar en la otra persona, porque esa es la práctica más
común y fácil de realizar de manera irresponsable y egoísta. Esta es la mayor
suposición y es la razón por la que nos da miedo ser nosotros mismos al creer
que nos juzgarán, nos convertirán en sus víctimas, nos maltratarán y culparán,
como nosotros también lo hemos hecho.
La manera de evitar las suposiciones
es preguntar, para que las cosas nos queden claras; si no comprendemos algo, la
recomendación es tener el valor de preguntar todo lo que sea posible, encontrar
la voz que sea necesaria para salir de dudas
. Solo así se tendrá la información
necesaria para evaluarla y tener nuestro propio criterio, sin necesidad de acudir
a las suposiciones que tanto daño nos pueden causar.
La sociedad en general tiene hábitos
y rutinas de las cuales en muchas ocasiones ni siquiera somos conscientes
. Por
ello comprender y aplicar estos acuerdos practicados por la sabiduría Tolteca,
nos permitirá lograr una transformación con bienestar integral.“Esta es la
maestría del intento, del espíritu, del amor, de la gratitud y de la vida. Este
es el objetivo del tolteca, este es el camino hacia la libertad personal”.
Diciembre 3 de 2018

Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.