Escritor Sandoneño en Feria del Libro de Bogotá

Por Alejandro García Gómez

Este domingo 24 de abril de 2022, a las 12 meridiano, será presentada la obra del escritor sandoneño Alejandro García Enríquez (Alto de El Ingenio, Sandoná, 1925 – Bogotá, 1991), en la Feria del Libro de Bogotá, “EL CUYANACENTRISMO. Teoría social pacifista con base en el pensamiento milenario del HOMO AMERICANUS”, publicada por Editorial Caza de libros, de Ibagué. El acto se llevará a cabo en la Sala A, de la FILBO, donde también serán presentados otros libros de escritores nariñenses.

Don Alejandro fue agrónomo de la Escuela Nacional de Agronomía de Ambato (Ecuador). También hizo estudios de Genética aplicada a la agricultura (los que se conocían en ese tiempo, inicios de la década del 40’) en la Estación Agrícola de Tibaitatá, Cundinamarca.

Fue además un verdadero humanista. Dominaba el latín, el griego y el francés, estudiados durante su juventud, al igual que leía el inglés y había estudiado filosofía. De manera autodidacta, aprendió el hebreo y el quichua y a leer los jeroglíficos egipcios y los ideogramas de otras lenguas antiguas. Tenía una gran sensibilidad por los indígenas, muchos de los cuales llegaron a ser sus amigos y de ellos aprendió el quichua y sus costumbres, sus mitos y leyendas. También aprendió elementos de otras lenguas indígenas.

Ejerció su profesión de agrónomo en algunas poblaciones del Departamento de Nariño, hasta mediados del Siglo XX, cuando debió salir del trabajo a causa de la situación de violencia partidista que también se dio en el Departamento de Nariño, precisamente cuando había sido traslado y trabajaba en Sandoná (al parecer en 1949). Publicó ensayos y poemas en periódicos y revistas regionales. Tiene inédito un poemario.

El magister y aspirante a doctor, Fernando Palacios Valencia, señala sobre esta obra: “…Cuyanacentrismo es un experimento escritural; es un texto que fisura y transgrede el prototipo del ensayo académico; su legitimación no se sustenta en la investigación formal de los centros del saber hegemónico ni en la permanente referencialidad a otros autores; se produce en el intercambio intersubjetivo; es el resultado del vaciamiento de la memoria de Occidente y de la recuperación de la memoria propia de nuestros pueblos originarios expresada en su poética, en sus textos sagrados, en su lengua, en su forma de interrelacionarse con los otros seres vivos, con la tierra y con lo sagrado […]  Cuyanacentrismo, por tanto, no puede leerse bajo la perspectiva Occidental del ensayo (paper) contemporáneo, sino que debe convertirse en una experiencia atravesada por el sentir, debe ser un acontecimiento aistésico decolonial tal como lo propone Mignolo (2010), en el que la mera razón occidental pierde su dominio…”.

Después de su matrimonio, el escritor García Enríquez, se radicó definitivamente en Sandoná, donde formó su familia con la dama sandoneña Angélica Gómez de García, quien lo sobrevivió, familia que la conformaron Laura, Conchita y Alejandro García Gómez. En Sandoná construyó y redactó –a través de muchos años de trabajo solitario- el Cuyanacentrismo, la obra que ahora se presenta, como un aporte de su familia a la cultura regional, nacional y universal.

Foto e imagen: Alejandro García Gómez

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.