Hacia el bicentenario de la Batalla de Bomboná 3

Remembranzas consaqueñas
Partidos políticos en Colombia
Por José Rodrigo Rosero Tobar
roserotobarjoserodrigo@gmail.com

Consacá, como entidad territorial organizada administrativa y jurídicamente es dirigida por un alcalde, quien gobierna junto con un concejo municipal, elegidos de acuerdo a la Constitución Nacional, por voto popular. Quienes aspiran a ser elegidos deben obtener el aval de un partido político al que muchas veces ni siquiera pertenecen.

Sea entonces necesario recordar que el 16 de julio de 1848 se publicó en el periódico El Aviso, el artículo la razón de mi voto, escrito por Ezequiel Rojas, considerado como el inicio del Partido Liberal en Colombia y el 4 de octubre de 1849, en el periódico La Civilización se publicó la declaratoria política de Mariano Ospina Rodríguez y José Eusebio Caro, lo que se considera como el inicio del Partido Conservador, partidos políticos que han gobernado gran parte del tiempo hasta nuestros días repartiéndose el poder por periodos incluso, hasta cuando con los cambios constitucionales del Estado, aparecieron nuevas facciones que se han tomado el gobierno, cuidándose claro está de que el mismo quede en manos de la oligarquía desarrollada.     

Una concepción amplia puede admitir la expresión partido político como una agrupación con ánimo de permanencia temporal que media entre los grupos de la sociedad y el Estado y que participa en la lucha por el poder, principalmente en los procesos electorales, Su origen histórico se remonta al siglo VII, su evolución al siglo VIII y su organización, en pleno sentido del término, al siglo XIX.

Resulta interesante imaginar al globo terráqueo sin la división en pequeñas secciones, la misma que fuera implantada por la ambición de los poderosos de siempre por ostentar el poder, pero, como no ir más allá de esa realidad cuando la propiedad era comunitaria y los gobiernos que se implantaban constituían una verdadera democracia, gobierno al que podía acceder cualquiera de quienes conformaban esa sociedad de individuos unidos por los avatares del destino en un mismo espacio territorial.

He mencionado la palabra democracia (en griego “el gobierno del pueblo”) que se la presenta como la mejor forma de gobierno e inclinada hacia la igualdad, aunque para Platón el gran filósofo de Atenas, la oligarquía, la democracia y la tiranía, en ese orden, eran las peores formas de gobierno de un Estado. “Los expertos que Platón quería al timón del buque del Estado eran filósofos especialmente entrenados, escogidos por su incorruptibilidad …”, dijo alguna vez el filósofo Nigel Warburton.

La ideología liberal tiene sus orígenes cuando la corriente del enciclopedismo y la ilustración estimularon las ideas de libertad y soberanía popular. El liberalismo es la expresión política de una concepción individualista del mundo, la cual parte del concepto del valor absoluto de la persona humana. La libertad se entiende como el medio de hacer valer los atributos esenciales de la persona. Plantea el interés en aumentar y difundir al máximo el bienestar humano e inculcar en las gentes un gran respeto por la libertad de los ciudadanos, y, en general, las garantías para el cumplimiento de los Derechos Humanos. Defendía el cambio de las instituciones heredadas de la colonia, el liberalismo económico, la libertad de opinión y de culto, la libertad para los esclavos y la independencia entre Estado e Iglesia

El Partido Conservador se basa en la concepción de que el orden político, social y familiar son la base fundamental para mantener la estabilidad de la sociedad; que la moral es la esencia de la sociedad, y que la religión es un elemento indispensable e imprescindible para la unidad entre la Iglesia y el Estado. Defendía la herencia cultural de la colonia. Considera que los cambios en la sociedad se presentan por reformas y evolución con base en las permanencias, y que, absorbiendo los cambios fundamentales en las ideas y nuevas estructuras, se genera el progreso y bienestar de la colectividad.

Los partidos fueron multiclasistas y sirvieron como factor unificador en una nación caracterizada por sus fragmentaciones físicas y culturales. Hasta finales del siglo XX, el hombre colombiano nacía vinculado por tradición familiar a uno de los partidos políticos: El Liberal o El Conservador, circunstancia que llevó a la ideologización en la nación.

En la década de los años veinte del siglo pasado,  entraron en escena nuevas tendencias políticas. El Socialismo y El Comunismo se constituyeron en movimientos que denunciaban la creciente insatisfacción social y económica del país. En 1919 nació el Partido Socialista, el cual inició la lucha por la representación de los trabajadores en los cuerpos legislativos e insistió en la socialización, el mutualismo y la educación. En un principio estuvo ligado al Partido Liberal, que se proclamó vagamente socialista en 1922. En 1926 se fundó el Partido Socialista Revolucionario.

Podemos decir que la vida partidista y su interacción en las arenas de la actuación en el sistema de gobierno afectan la administración pública con una influencia que tiene su ejercicio en el seno del partido de gobierno en el poder, pues cada actor político asume una serie de derechos y obligaciones desde su contexto de autoridad. La realidad en estas prácticas de administración, entonces, recae en la autoridad ejercida por los gobernantes y las decisiones que deben tomar en nombre de sus partidos para actuar. Sin embargo, muchas veces las negociaciones al interior y exterior de los partidos pueden desembocar en clientelismo (entendido como una acción de intercambio interpersonal donde el que tiene el poder usa su influencia para proporcionar beneficios a una persona de menor estatus), factor que hace de marco regulador del desempeño de los partidos pero que lo han convertido en parte inherente de los procesos políticos.

Consacá, 16 de julio de 2021

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por la página Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *