La “Ciudad Dulce” y su estadio Cañaveral

Por Jesús Ignacio Argoty Rodríguez

“Pueblo que se respete tiene su iglesia y su cancha de futbol; es más hay pueblos que tienen su cancha y no tienen iglesia ustedes, refiriéndose a los sandoneños, tienen su basílica a la altura de cualquier ciudad capital del mundo y un estadio con excelente ubicación y un gran espacio para una futura proyección en cuanto a su infraestructura y a la realización de eventos futboleros a nivel regional, departamental y nacional” afirmó en alguna ocasión don Manuel Yesid Rosero Araujo en calidad de delegado de Tumaco en un zonal departamental de fútbol en Sandoná.

El magister Jaime Arcos Moncayo afirmaba que se debería valorar, conservar y mejorar el legado y patrimonio que nos dejaron quienes pensaron en una iglesia, un parque, una plaza de mercado, unas calles y un estadio grande para Sandoná.

Así mismo don Manuel Yesid comentaba: “Que nombre tan bonito, tan afín con el contexto; porque uno cuando viene a Sandoná desde el corregimiento del Ingenio percibe el olor a caña, el sabor a panela y el ambiente a futbol que se vive acá”; igualmente preguntaba “¿Quién le colocó el nombre tan acertado a este estadio?”

En aquella oportunidad me permití informarle a don Manuel y ahora a todos ustedes, que con motivo de la realización del IV Campeonato Interbarrios de futbol en el año de 1978, los integrantes del comité organizador entre otros, Jorge Aurelio Rodriguez B., Libardo Suarez Andrade y José Félix Fajardo, tuvieron la gran idea de convocar a un concurso con el fin de asignarle un nombre al estadio municipal de fútbol de Sandoná, que hasta esa época no lo tenía.

Al final del campeonato en ceremonia de clausura llevada a cabo en el antiguo Teatro Candilejas, se le entrego el trofeo de campeón, al equipo del barrio Meléndez, quien ganó el torneo de manera invicta, es decir sin conocer la derrota y liderando el campeonato de principio a fin.

Igualmente se le hizo el reconocimiento a la señora Fanny Rodríguez de Mora, como ganadora del concurso en mención.

La señora Fanny argumentó que había postulado el nombre de “Estadio Cañaveral”, porque reflejaba lo agradable de nuestro clima veraniego, la laboriosidad, el esfuerzo de nuestra gente y su contribución al desarrollo de Sandoná en sus contextos rural y urbano.

Como estímulo por parte del comité recibió una cámara de fotografías marca Kodak con tecnología de la época: sistema de rollo y flash incorporado.

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por la página Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.