Comité regional emitió comunicado

La Gobernación de Nariño, a través del Comité Regional para la Prevención y Atención de Desastres CREPAD, hace un llamado a los Comités Locales de Prevención y Atención del Desastres del Departamento, en cabeza de alcaldes, para que mantengan activos los planes de contingencia y emergencia y así poder enfrentar de manera oportuna la actual temporada invernal.
De acuerdo al Informe Técnico Diario No. 321 del IDEAM,  se resalta: “Continúa la condición de incrementos importantes corrientes del litoral Pacífico, donde se destacan los ríos Patía y Mira”.  Debido a la persistencia de las lluvias los suelos se han saturado en áreas inestables por lo cual se mantiene la amenaza alta por deslizamientos de tierra en áreas inestables de vertiente en el departamento de Nariño.
De acuerdo a los reportes realizados por los CLOPAD del Departamento la afectación hasta le fecha para la segunda temporada de lluvias es:
16 Municipios afectados: Sandoná, Belén, La Llanada, Sapuyes, Tumaco, Barbacoas, Buesaco, Leiva, Los Andes, Guaitarilla, San Lorenzo, Ancuya, San Pedro de Cartago, Cumbal, Olaya Herrera y Ricaurte, con afectación principalmente en viviendas y la red vial.
Víctimas mortales: 1 San Pedro de Cartago por deslizamiento de tierra
Personas afectadas: 360
Viviendas afectadas: 72
En cuanto vías de acuerdo a la información de INVIAS y Policía de Carreteras se presenta paso restringido en la vía Panamericana Norte (Cano – Mojarras) en el Km. 70  sector Tablón Panamericano por caída de rocas.
Se recomienda a los Comités Locales para la Prevención y Atención de Desastres adelantar las siguientes acciones:
•           Convocar al Comité Local para la Prevención y Atención de Desastres CLOPAD  de su municipio.
•           Identificar las zonas de riesgo por deslizamientos e inundaciones.
•           Informar de manera oportuna y constante a las comunidades involucradas.
•           Verificar disponibilidad de personal de los organismos operativos.
•           Realizar pruebas de comunicación y cadenas de llamado.
•           Destinar recursos de orden municipal para realizar acciones encaminadas a la atención de posibles emergencias derivadas de las lluvias.
•           Informar al CREPAD de las situaciones de emergencia que se presenten en su municipio a los teléfonos 7233059 – 7235293 ext. 249.
•           Ubicar puntos críticos y definir mecanismos de vigilancia, alerta, alarma y evacuación.
•           Atender comunicados oficiales emitidos por el IDEAM, CREPAD y autoridades competentes.
Recomendaciones a la comunidad en general para mitigar los efectos de este fenómeno y evitar grandes afectaciones.
Para enfrentar las Tormentas eléctricas
– Si está en campo abierto, trate de refugiarse en un edificio o en un auto, si no hay cerca ningún sitio donde refugiarse, póngase en cuclillas cerca del suelo y si está cerca de árboles ubíquese debajo de los árboles bajos, nunca al lado de uno grande.
– Si está en la piscina salga de inmediato.
– Evite las estructuras altas como torres, árboles altos, cercos, líneas telefónicas o tendido eléctrico.
– Aléjese de elementos que naturalmente atraen los rayos, como palos de golf, tractores, cañas de pescar, bicicletas o equipamiento de camping.
– Aléjese de ríos, lagos u otras masas de agua.
– Si está solo en un potrero o pradera, y siente que su cabello se eriza (lo que indica que un relámpago está por caer), inclínese hacia delante, y ponga las manos en sus rodillas. Se recomienda una posición de pies juntos y en cuclillas. No se acueste en el suelo y retire todos los objetos metálicos que se encuentren cerca.
Para enfrentar inundaciones:
– Revise, ajuste, cambie o limpie los techos, canales y canaletas para evitar inundaciones en las viviendas.
– No construya, ni compre, ni alquile, edificaciones en zonas tradicionalmente inundables como pueden ser algunas riberas de ríos y quebradas, sus antiguos lechos y las llanuras o valles de inundación.
– No desvíe ni tapone caños o desagües. Por el contrario, construya y proporcione mantenimiento o desagües firmes.
– Evite que el lecho del río se llene de sedimentos, troncos o materiales que impidan el libre tránsito de las aguas.
– Si puede ser afectado por una inundación lenta guarde objetos valiosos en lugares altos para que no los vaya a cubrir el agua. Igualmente, desconecte la corriente eléctrica para evitar cortos en las tomas.
– Entérese del plan de Emergencias establecido por el Comité de Emergencias de su municipio. Tenga previsto un lugar seguro donde pueda alojarse en caso de inundación. Haga todos los preparativos por si necesita abandonar su casa por unos días durante la inundación.
– Si observa represamientos, advierta a sus vecinos y al Comité de Emergencias de su municipio en la Alcaldía, la Defensa Civil, Cruz Roja o Servicio de Salud. Una disminución en el caudal del río puede significar que aguas arriba se esté formando un represamiento, lo cual puede producir una posible inundación repentina.
– Conozca la señal de alarma establecida por el Comité de Emergencias de su municipio. Si éste no existe acuerde con sus vecinos un sistema con pitos o campanas que todos reconozcan para avisar en su vecindario el peligro inminente de una crecida.
Si esta en el auto
– Estacione el auto en un lugar abierto donde no haya árboles que puedan caer sobre el vehículo.
– Permanezca en el auto y ponga las luces intermitentes hasta que pase la lluvia fuerte.
Sector de abastecimiento de agua para la población:
– Considere que las lluvias intensas pueden generar crecientes súbitas en zonas de montaña con alto aporte de sedimentos y otros materiales que pueden afectar las bocatomas de los acueductos, por lo que se recomienda hacer mantenimiento preventivo en estas áreas.
Sector agropecuario y forestal
– No cultive en zonas inundables como las orillas de ríos y alrededores de ciénagas
– Si destina terrenos inundables para cultivos, hágalo teniendo en cuenta que pueda cosechar y recoger los productos antes de la próxima temporada de inundación.
– Las tierras ribereñas vulnerables deben protegerse, con barreras de protección naturales o artificiales (vegetación, sacos de arena, etc.) para lo cual es necesario buscar la debida asesoría.
– Se recomienda a todos los agricultores y ganaderos del territorio nacional especialmente los ubicados en las regiones Caribe y Andina, que tengan en cuenta un posible aumento en la oferta hídrica y el aumento de la probabilidad de anegamientos en áreas de bajo drenaje.
– Programar lo pertinente ante el desarrollo de plagas y enfermedades propias en condiciones de mayores precipitaciones y baja radiación en gran parte de las regiones Caribe y Andina.
– Se recomienda estar atentos en los ríos de alta pendiente de la región Andina y de la Sierra Nevada de Santa Marta frente a la posibilidad de crecientes súbitas, así como, ante la probabilidad de inundaciones lentas en las cuencas media y baja de los grandes ríos Magdalena y Cauca, y de los ríos Sinú y San Jorge entre otros.
– A los ganaderos se les recomienda tener mucho cuidado con los animales que tengan contacto con aguas negras o retenidas por la temporada lluviosa y no descuidarlos cuando se encuentren cerca de los ríos debido a las creciente súbitas.
– Considerar que las condiciones hidroclimáticas, favorecen en algunos sectores del país el incremento de casos de enfermedades virales y respiratorias.
– Se recomienda no acumular basura dentro o fuera del lugar donde habita, apártela en un lugar que esté fuera del área de posibles inundaciones y mantenga tapados los depósitos donde está la basura y en lugares altos.
Sector Salud
– Considerar que las actuales condiciones hidrometereológicas generan, en algunas regiones del país, el aumento de enfermedades virales y respiratorias.
– Se recomienda no acumular basuras dentro o fuera del lugar donde habita, apártela en lugares altos en donde esté fuera del área de posibles inundaciones y mantenga tapados los depósitos donde se encuentra ubicada, con el objeto de evitar la acumulación de aguas que puedan multiplicar el desarrollo de vectores.
Sector hidroenergético
– Considerar la probabilidad de aumento de lluvias y de tormentas eléctricas que puedan afectar la red.
– Tener en cuenta que el régimen de lluvias de los Llanos Orientales influye en la disminución de estas en los embalses de Chuza y Guavio.
Sector Vivienda e Infraestructura:
– Considerar que las condiciones hidroclimáticas, favorecen en algunos sectores la presencia de lluvias fuertes que propician los deslizamientos de tierra.
– En viviendas de alto riesgo por deslizamientos o inundaciones se recomienda reducir su vulnerabilidad mediante el fortalecimiento de las estructuras y realizar el mantenimiento de canales, manejo de aguas y reparación de techos.
– Incrementar el monitoreo permanente en las zonas de alto riesgo y activar los planes de contingencia y conocer muy bien los protocolos de evacuación.
– Realizar los mantenimientos de puentes, vías principales y caminos veredales en cuanto a desagües y canalización de aguas lluvias para evitar el deterioro de las mismas.
– Aprovechar los próximos días del mes de septiembre para realizar este tipo de recomendaciones debido a que es una época de transición a la segunda temporada de lluvias y se caracteriza por tener días secos alternados con lluviosos.
LINA DORADO GONZÁLEZ
Coordinadora CREPAD Nariño
Foto: Imagen satelital, 17 de noviembre

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.