La honestidad

Visión de mujer

Por Elsy Melo
Maya
Nos encontramos
atravesando una época importante en la vida democrática del país. Identificar a
las mejores personas que nos representarán en las esferas del poder público
durante los próximos 4 años, es algo que nos debe interesar, aunque hay quienes
afirman que es preferible hacerse a un lado y no opinar, no votar y simplemente
criticar
. Nada más cómodo y equivocado.

Es preciso ahora
y frente a los hechos de corrupción denunciados, tener claro cuáles son los
valores que deben caracterizar a quienes aspiran representarnos en la Cámara y
el Senado de la República. Cabe entonces hablar de la honestidad, como una de
las cualidades que debería encontrarse en todas la personas y con mayor razón en
quienes pretenden ser los voceros de las comunidades. Ser honesto es ser real, sincero,
autentico, genuino. La honestidad no es una apariencia, es una forma de vida,
brinda confianza, seguridad
y expresa la disposición de vivir en la luz; la
deshonestidad en cambio, no respeta a la persona en sí misma ni mucho menos a
los demás, busca la sombra, el encubrimiento, la oscuridad y es la causa de la
corrupción.
Si la responsabilidad
se reflejara en cada una de las actuaciones cotidianas y así lo hicieran
quienes por sus actividades públicas deben ser ejemplo ante la sociedad, la
deshonestidad no tendría cabida. Desafortunadamente la realidad es otra. Entre la
variedad de criterios, tendencias, pensamientos e impulsos que no siempre
armonizan con los valores y la razón, encontramos personas para quienes es
importante cultivar y ejercitar la honestidad
, pero así mismo existen aquellas
que la toman como la política que más les conviene en determinados momentos o
situaciones, cuando en realidad ser honesto es vivir de manera congruente entre
lo que se piensa y la conducta que se asume en la vida diaria y en los
diferentes emprendimientos propuestos.
Que importante
sería que la llamada “malicia indígena” y esa “viveza” que nos caracteriza a
los colombianos, la utilizáramos para construir y generar actitudes y
posibilidades productivas y en esta época electoral, nos sirviera para apoyar a
quienes han dado reales muestras de trabajo honesto y comprometido con el
pueblo colombiano
y no a quienes lo tienen figurando entre uno de los países
con mayor corrupción.

Febrero 5 de 2018

Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.