La novena navideña

Visión de mujer
Por Elsy Melo Maya
elsy.ya@hotmail.com

Con mucha alegría, hoy se inician las Novenas de la Navidad, como un preludio de la llegada del Niño Jesús, para quienes practicamos la fe católica. Se inicia por lo tanto una jornada en la que la familia se congrega alrededor del pesebre, en una muestra de unidad, de fraternidad y de amor mutuo. Igualmente a nivel de la generalidad de las empresas, también tiene ocurrencia esta celebración, teniendo en cuenta además, que en el trabajo pasamos quizá la mayor parte de nuestro tiempo. Lo cierto es que en el hogar o en el trabajo, sin duda encontraremos en estas manifestaciones religiosas, la oportunidad para reflexionar, para perdonar, para ofrecer lo mejor de nosotros mismos.

Pero muy a menudo, las Novenas se convierten en el pretexto para solamente ingerir los más ricos platos navideños según sea la tradición de cada región o familia, e ingerir el licor de nuestra preferencia, cuando en realidad el significado de las mismas, trasciende lo que comúnmente estamos acostumbrados a vivir durante estos nueve días, que en muchas ocasiones, son los responsables de accidentes de tránsito, quemados con pólvora, incidentes familiares como consecuencia de la excesiva ingesta de alcohol, entre otros tantos episodios que tristemente se vuelven frecuentes en esta época.

Esta costumbre católica, de gran arraigo en Ecuador, Venezuela y por supuesto en nuestro país, es una antesala para la celebración de la Navidad. Cada año podemos apreciar una nueva versión de las lecturas diarias o las oraciones que la componen, pero originalmente fue creada por Fray Fernando de Jesús Larrea, un sacerdote franciscano, nacido en Quito en 1.970 y quien después de haberse ordenado, prestó sus servicios como predicador en Colombia y el Ecuador. Escribió la Novena a petición de la fundadora del Colegio La Enseñanza de Bogotá, Clemencia de Jesús Caycedo Vélez y fue publicada en 1.743. Posteriormente, una religiosa del mismo colegio, la modificó y le agregó los gozos. Y es ese lenguaje florido y arcaico en que fue escrita, el que con frecuencia se pretende modernizar, quizá para una mayor comprensión pero también tratando de llevar en cada una de sus reflexiones, un mensaje acorde a la realidad, o que exprese con mayor exactitud las necesidades, vivencias y peticiones de los hogares y/o entidades que la realicen. Lo cierto, es que no dejan de ser una bonita oportunidad para vivirla en unión de los nuestros y en paz.

Diciembre 16 de 2019

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por la página Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba