La señora Marta Mariela Morales Yela busca a sus familiares

La señora Marta Mariela Morales Yela realiza la búsqueda de familiares de su padre el señor Manuel Morales, quien vivió en Sandoná en la década de los años 60s.

Doña Marta Mariela recuerda que cuando era niña vivió en Mocoa, inicialmente con su madre Lola Yela, quien era gitana y luego con su madrina Esperanza, quien se desempeñaba como profesora. En esa época estudió hasta el segundo año de primaria y participó en la ceremonia de su primera comunión.

A los pocos años Esperanza se casó con un militar y renunció al magisterio, para dedicarse a su hogar.

Con dificultad recuerda que desde Mocoa una o dos veces visitó a su padre, quien vivía en Sandoná, con sus otros hijos, sin embargo hasta ahora no sabe cómo hizo para realizar el viaje entre la capital del departamento del Putumayo y la ciudad de Sandoná, ubicada a 45 kilómetros de la ciudad de Pasto.

Relata que con su madrina vivió en Mocoa y luego se fueron a vivir a Tunja, porque al esposo de su madrina Esperanza, lo trasladaron a esta ciudad.

En la capital del departamento de Boyacá vivió algunos años y recuerda que durante esta temporada su mamá y su hermano le escribieron algunas cartas, sin embargo su madrina no se los entregó.

Por el mal trato que recibió tomo la decisión de irse a vivir con otra pareja, Mauro y Lucila, con quienes se fue a vivir a Ibagué en donde vive en la actualidad con su familia.

En medio de las lágrimas recuerda el día que escuchó por la emisora Ecos del Combeima de Ibagué que la buscaba su hermano Antidio, sin embargo no fue al encuentro porque estaba con su madre, desconociendo un trato que había hecho en la época de la niñez que se volvían a encontrar pero si su hermano estaba solo.

Comenta que su hija Diana Marcela García Morales la convenció, hace algunos meses, de iniciar la búsqueda de sus familiares, que muy posiblemente residan en municipios de Nariño o Putumayo.

Cualquier información pueden comunicarse a los celulares 313-6562022 ó 316- 3111537.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *