Lección de Fe

En el módulo de “Toma de muestras”
de la Clínica Valle del Lili, ubicada en la ciudad de Cali, este lunes en la
mañana cuando esperaba a mi esposa, saludé a una señora de unos 50 años,
mediana estatura, quien gentilmente respondió mi saludo
.

En seguida la señora, de nombre Rosa,
me contó que estaba en este lugar porque acompañaba a su hija Luisa de 15
años, quien adelantaba un tratamiento contra la leucemia
. Me sorprendí por la
forma como lo contaba, sin ningún asomo de angustia, desesperación o tristeza.
Mi asombro aumentó porque en seguida
me entregó detalles de cómo que se enteraron que Luisa tenía esta grave
enfermedad. “A mediados de diciembre de 2017 mi hija regresó de un campamento
cristiano y me contó que en aquel lugar había tenido un encuentro con “El
Señor”
, quien le había manifestado que la iba a cuidar” relató Rosa y en
seguida comentó que a diferencia de otras salidas en esta oportunidad estaba
cansada y con unas manchas moradas en su piel, razón por la cual empezó a
sospechar que habría contraído una enfermedad.
“Consulté en internet por este tipo
de síntomas y me encontré que podría tener leucemia” relató y seguida expresó:
“Salí al patio de la casa y elevé mis ojos al cielo para encontrarme con Nuestro
Señor y pedirle que me aumente mi fe y que me dé mucho valor para afrontar la
situación que se venía
”.
Al día siguiente llevó a su hija a
que le realicen exámenes de sangre en una de las instituciones de salud de
la capital vallecaucana. “Recibí con tranquilidad el resultado que confirmó mis
sospechas. Al mismo tiempo dos lágrimas corrieron por las mejillas de Johana.
Al instante la animé porque estaba en manos del Todopoderoso” manifestó
Marisol.
“A los pocos minutos apareció el
primer ‘enemigo’, quien me dijo que la niña no podría resistir, sin embargo mi
fe estaba intacta” relató y continuó “por su estado fue necesario
hospitalizarla y fue cuando apareció el segundo ‘enemigo’, quien recomendó que para
realizarle la intervención era necesario ‘entubarla’
, situación que no fue
necesario porque El Señor estaba cuidando a mi hija”. “Johana estuvo tres días en
cuidados intensivos y salió a iniciar su tratamiento”.

Al finalizar el mes de diciembre
Johana comenzó su tratamiento para superar la leucemia, con el cuidado del Señor,
razón por la cual con cierta frecuencia tiene que realizarse las pruebas de
sangre en la Clínica Valle del Lili
, como este lunes en la mañana.
Antes de despedirnos me indicó a su
hija
, quien se levantó del asiento en donde adelantaba la facturación para
tomarse las pruebas de sangre.
Nos despedimos amablemente. -Un
gusto conocerla señora y que su hija pueda superar la enfermedad. Y ella de
inmediato respondió “Amen”
.

Nota: Cambié los nombres de las protagonistas de la historia.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.