Docente nariñense opcionado a Gran Maestro 2011

El profesor nariñense Jorge Gustavo Caicedo Rodríguez fue seleccionado al premio Gran Maestro 2011 que promueve la Fundación Compartir al Maestro.
Aquí están sus datos personales y la propuesta denominada “Pensar, escribir, corregir y volver a escribir”
Datos personales
El profesor Jorge Gustavo Caicedo Rodríguez nació en Ancuya el 15 de abril de 1961, estudió la primaria en la Institución Educativa san Francisco de Ancuya; luego el bachillerato en la Institución Educativa Carlos Albornoz Rosas del mismo municipio y la licenciatura la realizó en la Universidad de Nariño de la ciudad de Pasto.
Trabajó 19 años en la Institución Educativa San Francisco de Asís del Municipio de Linares, donde se ha desempeñado como coordinador, rector y actualmente como docente de lengua castellana y filosofía.
La propuesta seleccionada
PENSAR, ESCRIBIR, CORREGIR Y VOLVER A ESCRIBIR
¿Cómo desarrollar en los estudiantes la escritura y la comunicación oral mediante la trascripción de mitos, leyendas  y relatos, recopilados en un lenguaje común  desde la voz de los abuelos  y transformarlos en textos literarios?
¿La estrategia de rescatar y narrar relatos de encuentros con seres sobrenaturales, despierta el interés por la lectura y escritura en los estudiantes?
La propuesta PENSAR, ESCRIBIR, CORREGIR Y VOLVER A ESCRIBIR, invita  al estudiante a reflexionar de manera sistemática sobre la enseñabilidad de la escritura y la comunicación oral; por medio de actividades pedagógicas que generan interés por escribir, leer, narrar, valorar y vivenciar los relatos, que han sido objeto de la tradición oral, tanto en la trascripción como en su construcción, llevándolos al plano de la producción literaria. Las estrategias se vienen desarrollando desde hace 7 años  y se ha aplicado  en el grado  noveno y otros grados, en la asignatura de lengua castellana, en la Institución Educativa San Francisco de Asís del municipio de Linares, de modalidad agropecuaria.
Los objetivos son los siguientes:
•           Formar estudiantes escritores de relatos coherentes y literarios
•           Tomar de la oralidad de los abuelos un relato en un lenguaje común y reconstruirlo en un texto literario.
•           Hacer que los relatos de los abuelos, no se queden en mero hecho de ser contados y luego olvidados.
•           Recopilar en un texto los relatos  escritos por los estudiantes y el docente, para que la voz de los abuelos  perdure a través del tiempo.
Las estrategias fueron las siguientes:
1. Inicia dando a conocer el proyecto a desarrollar durante el periodo. Luego invita a los estudiantes a leer y escribir, y recalco  lo importante que es presentar un  texto de calidad, que se logra, PENSANDO, ESCRIBIENDO, CORRIGIENDO Y VOLVIENDO A ESCRIBIR.
Después  se organiza a los estudiantes en grupos  de tres y se da lectura a las leyendas: La viuda, El Duende, El Coco Pollo, El Cuchi Rabón, El Carro de la Otra Vida, entre otros; recopiladas en la obra “Mitos y leyendas de Ancuya y Linares” por el docente escritor.
Posteriormente se escoge a un estudiante que hace de relator y nos narra una de las leyendas que más le gustó al grupo. Luego los estudiantes conforman una mesa redonda y en conjunto se hace el análisis de cada una de las leyendas, narradas por el relator.
La lectura, la narración y el análisis de los mitos y leyendas, despertó el interés de los estudiantes por conocer más acerca de los personajes, las características del lugar donde los seres sobrenaturales hacen presencia.
 2. Se visitó los sitios, donde los seres sobrenaturales hacen presencia, y re realizó un texto descriptivo de los lugares, destacando sus características innatas que producen temor al lector.
La descripción física de los personajes, la descripción topográfica, del lugar  donde se desarrollan los hechos y el dramatismo con que se cuenta cada acción de la historia, hacen que el estudiante se sienta como si él fuera la victima del encuentro con el ser sobrenatural. Se busca que el estudiante se interese por la narración de hechos vividos por sus  abuelos y mayores,  que han sido contados de generación en generación.
Los comentarios de los estudiantes fueron buenos cuando afirmaban que habían escuchado de sus abuelos relatos de miedos, sobre encuentros del hombre con seres del más allá.
El interés despertado en el estudiante por ahondar más sobre las características  de estos  seres y sus apariciones, motivó al docente y educandos a realizar una investigación de campo, para recolectar información sobre  relatos que vivieron los abuelos en el momento del encuentro.
3. La salida de campo se organizó en grupos de tres estudiantes quienes se desplazaron a las casas y en forma directa recolectaron los  relatos de las experiencias vividas por los  abuelos y mayores.
4. Después de  escuchar a los abuelos o mayores, los estudiantes  escriben  fielmente los relatos, en un lenguaje común. (Intersubjetividad).
A continuación, el estudiante reconstruye, inventa, produce un texto en el cuaderno, usando la imaginación y creatividad, cambiando y creando personajes y acciones, aplicado lo aprendido en clase (Signos de puntuación, metáforas, conectores, ortografía, etc.) (Intrasubjetividad)
En el salón de clase docente y alumnos se reúnen en grupos de tres, para leer los textos y hacen las recomendaciones para mejorarlo.
Los textos escritos por los estudiantes son una y otra vez revisados y evaluados  por sus compañeros y docente, quienes aportan para mejorarlos. (Jalonamiento Vigosky).
Se ha logrado que el estudiante, haciendo uso de la creatividad, la imaginación,  la fantasía y el jalonamiento, produzca coherentemente un texto literario, donde plasma  un relato de las historias contadas por sus abuelos.
Cuando se realizó el diagnóstico, los estudiantes demostraron, apatía, indiferencia y dificultad para producir textos literarios.
Después de la aplicación de la estrategia PENSAR, ESCRIBIR, CORREGIR Y VOLVER A ESCRIBIR, haciendo del aula un lugar agradable como: uso de música, mirar videos, decoración con carteleras con imágenes  alusivas a los personajes de mitos y leyendas, se ha logrado que el educando deje a la apatía por leer y por escribir y exteriorice su creatividad y sentimientos, también valore el conocimiento y creencias de los mayores; permitiendo reunir  a la familia en el rescate por la práctica de los valores y el diálogo.
Docente, estudiantes y compañeros durante todo el proceso evaluaron cualitativamente las actividades realizadas. Los medios que se utilizó fue la autoevaluación, ya que los estudiantes calificaron y reconstruyeron su propio trabajo. También se utiliza la coevaluación  valorando el trabajo de sus compañeros y hacen las sugerencias para mejorar.
Es muy grato para mí como docente, compartir con los estudiantes, padres de familia y compañeros esta experiencia que ha sido muy útil y fácil de aplicar. Después de este trabajo, la voz de los abuelos seguirá latente en los recuerdos de sus hijos, quienes con la ayuda de la tradición oral  y los textos literarios creados mantendrán a través del tiempo, vivas sus creencias, sus relatos y enseñanzas.
Esta estrategia ha permitido que el pensamiento y las actitudes de los estudiantes cambien, valorando lo ancestral, relatos, costumbres y tradiciones. De igual manera se ha  ido implementando poco a poco en otros grados, porque me permite mejorar la producción literaria en los estudiantes y por la facilidad para aplicarla .en otras áreas e instituciones.
El apoyo de los compañeros docentes, le ha permitido seguir escudriñando en la búsqueda de nuevos métodos pedagógicos, que faciliten el aprendizaje de los estudiantes y la ayuda que he podido brindar a mis colegas.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.