Nariño se impuso al Cauca en voleibol

Foto: Profesora Magaly López
El equipo prejuvenil masculino de
voleibol de Nariño se impuso 3 sets a 1 a su similar del Cauca este viernes en
la noche en el Coliseo Menor de Popayán, en el arranque del zonal nacional, en
el marco de los Juegos Supérate Intercolegiados.

La asistente técnica Camila
Benavides informó que en el primer set Nariño ganó 25 a 19; en el segundo Cauca
empató el partido 25 a 21; el tercer set, el más disputado del encuentro, lo
ganaron los nariñenses 31 a 29
; el cuarto y definitivo para la primera victoria
de Nariño quedó 25 a 15.
El equipo nariñense está integrado
por estudiantes de la Institución educativa Santo Tomás de Aquino de Sandoná
,
con la dirección técnica de la profesora Magaly López Ortiz y la asistencia
técnica de Camila Benavides.
El dirigente deportivo Andrés
Fajardo Fajardo indicó que el partido estaba previsto para jugarse a las 7 de
la noche, sin embargo por varias goteras que tiene el Coliseo Menor de Popayán,
la organización lo programó para las 10 de la noche.
Fajardo Fajardo presentó la queja a
la Gobernación de Nariño, porque los encargados no les entregaron a los niños
el uniforme para el desfile inaugural, que se realizó a las 10 de la mañana en
el coliseo La Estancia de la capital caucana.
Imágenes
Cortesía Andrés Fajardo Fajardo

“A diferencia de las otras tres
delegaciones participantes en el zonal nacional de los Juegos Supérate
Intercolegiados: Cauca, Valle y Chocó a los nuestros les tocó utilizar otro
uniforme que hace un año lo había donado el ingeniero Darío Fajardo
, para el
compromiso en el Festival de Festivales de Medellín” sostuvo el dirigente
deportivo y añadió que los funcionarios de la gobernación entregaron el
uniforme en horas de la noche.
A raíz del cambio de horario en el
primer partido, la profesora Magaly López Ortiz, solicitó a la organización que
el partido contra el Valle, que estaba previsto para este sábado las 8 de la mañana, se lo
jugará a las 2 de la tarde
.
Imágenes
Cortesía Camila Benavides

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *