Poema “A la virgen de mi pueblo”

Por Irma Zambrano E.

Ancuya lleva en sus entrañas
un ser que adora el alma mía,
dulce mirada, lindas pestañas
de la patrona virgen María.

Ella es tan buena y tan generosa
derrama luz en mi dulce hogar
tiene virtudes de una gran diosa
que yo quisiera siempre imitar.

En su mirada busco consuelo,
porque ilumina cual luz del día
su blanca mano me muestra el cielo
que me da paz y gran alegría.

Este pueblito guarda un tesoro
que necesita gran protección
es la reliquia más delicada
madre querida Visitación.

Cuando visita nuestros hogares
Todos sentimos gran emisión
Es nuestra madre la ancuyanita
La que visita cada rincón.

Año tras año dejamos huella
por los senderos de la región,
con nuestra madre la linda estrella
madre bendita Visitación.

Es la patrona la virgencita
la que derrama luz celestial
todos confiados hoy te pedimos
paz y justicia en general.

Bajo tus plantas aquí postrados
con fe pedimos reine la paz
aquí en Ancuya y en todo el mundo
te lo imploramos por los demás.

Su bello nombre llevo en mi alma
y allí me vibra cual la canción,
bendice a todos vuelve la calma
virgen bendita Visitación.

A dios te digo madre querida
envía consuelo a mi aflicción
guía mis pasos en eta vida
madre querida Visitación.

Foto: Irma Zambrano

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *