Política y cámara de comercio

Por Manuel Erazo Cabrera
Viejomanolo1@hotmail.com
Ismael Botina popular maestro Buchón, en lo
curtido que es en política y politiquería, no había sabido que aparte de las
elecciones de concejales, diputados, representantes y senadores; había otras
elecciones, tal vez más movidas,  han
sido las elecciones de las cámaras de comercio
.

El jueves, andaba elevado dando vueltas en su
bicicleta “Monark”, por el centro de Pasto, ahí donde funciona la Cámara de comercio, y se topó con bandas de músicos, puestos de fritada,
carpas donde regalaban café, era una fiesta
multicolor, minifaldas, que se
encargaban de llevar los electores para
que voten por los candidatos
.
Maestro Buchón encantado, comió y bebió de lo
lindo y se encontró con alianzas políticas increíbles; por ejemplo, los
concejales de Pasto trabajaron todos en “guango” a favor del candidato Germán
Bravo;  parecía que iban a sacar veinte
mil votos
. Allí estaban junticos: Harold Ruiz, Flaco Figueroa, Jairo Riascos,
Peñuela; regalando camisetas, bailando con la 
banda  Genoy. Al ver el entusiasmo
del concejal Harold Ruiz, maestro Buchón, pensó:” vean lo que es la vida, este
“man” del Polo, pasó al Progresismo, y ahora en las toldas de la doctora
Miriam…!que chévere!
Otra candidata, una doctora  de apellido Romo, no se gastó un peso; pero
hizo una campaña a punta de maní y cucas de Taminango.
 Ahí estaba el jefe Berner, regalando dulce de
su tierra y maní a diestra y siniestra…fíjense, Berner, donde pone el ojo pone
la bala.
Por allá había una pancarta que decía…Julio
Cesar Castillo- hijo- a la cámara; pensó maestro Buchón que nuevamente Julito
viejo se había lanzado a la política. No, era su hijo, que sacó la inteligencia
de la mamá y logró un triunfo de estas elecciones.
Todas y todos los candidatos apoyados por
los  políticos fueron generosos, pero, los candidatos patrocinados por los
comerciantes, brillaron por su tacañería, fueron avaros,  por eso perdieron.
“A quien no le gusta el caldo, le dan dos
tasas”; los comerciantes se dedicaron a joder en contra de los políticos para
que no se metan en sus  elecciones
de  Cámara, y ahí están las
consecuencias.
Víctor Rivas empresario serio y con propuestas
claras, perdió con un voto
y por eso junto a su colega de infortunio Julio
Chamorro, quien también perdió la alcaldía de El Contadero por 
un  voto, van a escribir un libro
titulado: “Como perder les elecciones por un chulla voto”.
Todos los congresistas tuvieron sus
candidatos, y al final, después de los escrutinios, los seis integrantes de
la Junta directiva de la Cámara de comercio de Pasto, quedó  así: uno para la doctora Miriam, otro para el
Berner, otro por los comerciantes y tres para el “Porkismo”…si descubre cuales
son estos  tres, se gana un premio,
consistente en un puesto dentro de la
cámara de comercio…

Domingo10 de junio 2012

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *