Políticas públicas “de papel”

El despertador del sur
Por: Jorge Arturo Bravo
[email protected]

Desde hace varios lustros, especialmente en los últimos gobiernos municipales, he venido escuchando a diferentes funcionarios de gobierno, secretarios, jefes de dependencias, por los diferentes medios de comunicación, que están construyendo las Políticas Públicas; pero se acaba el gobierno de turno y nos las construyeron, llega otro gobierno, y va de nuevo, a construir otras Políticas Públicas, mientras tanto las problemáticas se van agudizando.

Esto es lo que está sucediendo con las Políticas Públicas del Espacio Público, en cada gobierno se las construye, y parece que son tan “bien construidas” que no dan la solución definitiva a este problema que cada vez a agrava más y más; ahora el Director del Espacio Público, sale a los medios feliz a decir, estamos construyendo las Políticas Públicas y hemos dado participación a la comunidad, y los líderes comunales “amaestrados” salen también felices y agradecen al alcalde por esta oportunidad que se les da de participar en la construcción de las Políticas Públicas del Espacio Público.

Funcionarios éticos y pensantes, sinceros y transparentes, que miren más allá de las narices, y sobre todo, autoridad, fajarse bien los pantalones señor alcalde, es lo que hace falta para ponerle solución definitiva a este problema del Espacio Público, violado no solo por los vendedores ambulantes, no solo por quienes convirtieron los andenes en talleres y puestos de ventas, también de los funcionarios que se hacen “los pendejos” con unos y los “autoritarios” con otros.

No habrá Políticas Públicas que valgan, por muy bien que los “sabios” las hayan construido, mientras no hayan verdaderas fuentes de trabajo para estas personas que viven de vender productos para ganarse un peso y llevar el pan a sus hijos, aunque para ello tengan que ocupar el espacio público, dígase andenes, que pertenecen a los peatones; existen en diferentes sitios de la ciudad lotes propiedad del municipio, que se pueden transformar en mercados de “frutas y verduras”, centros comerciales de “solo medias y ropa”, de hecho sería una solución, así nuestros andenes dejarían de ser mercados persas y quedarían totalmente despajados, como deben ser.

Tema de otra columna será los andenes convertidos en talleres de mecánica, bajo la mirada “alcahueta” y “miedosa” de los funcionarios del Espacio Público.

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por la página Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

1 thought on “Políticas públicas “de papel”

  1. Se convirtió en un negocio porque los mismos vendedores se adueñan de los andenes y venden el puesto, llegan a cobrar hasta 250mil pesos diarios en una población pequeña,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *