¿Por qué se van los futbolistas costeños?

Una vez que hemos presenciado la excelente
campaña del Deportivo Pasto, nos corresponde ahora, hacer un análisis profundo
del por qué muchos jugadores de la costa nariñense, con grandes capacidades
físico, técnicas y atléticas, salen vía Buenaventura hacia el interior del
país
, a enrolar las toldas de grandes equipos del rentado colombiano, sin pagar
los derechos de transferencia que le corresponden a la Liga de Fútbol del
Departamento.

Esta penosa situación que tuve que afrontar en
la década de los ochenta y noventa, a mi paso por la Liga, jamás tuvo
respuestas favorables, para hacer respetar la legislación nacional vigente,
dictaminada por la División Aficionada del Fútbol Colombiano, Difútbol
.
A lo anterior se suma la gran pobreza franciscana, por la cual atraviesa siempre la Liga, en el desarrollo de los
campeonatos oficiales en las categorías escolar, infantil, juvenil y sub-23
.
Que para su cumplimiento, muchos miembros, deben aportar de su propio peculio
para sacar adelante estos eventos.
Por experiencia propia, debo destacar la
preocupación de los Entes Deportivos de los Municipios participantes
, quienes
con su Alcalde a la cabeza, destinan grandes partidas económicas, para gastos
de inscripción, implementación deportiva de calidad, contratación de entrenadores,
asesores técnicos, médicos, utileros, masajistas y delegados; para que lleven
con honor su representación en los campeonatos departamentales. Al igual velan
por el mantenimiento de sus estadios, en donde se realizan los zonales,
semifinales y finales departamentales.
En Pasto la situación debería ser mejor que
los demás municipios, pero es a otro precio, porque si un seleccionado
clasifica y quiere obtener auxilios del Ente Deportivo, debe tener una buena “palanca política” con su
administración
, el llenar muchos requisitos. Caso contrario, los costos de su
participación recae sobre la Comisión de Fútbol de Pasto, de la cual ya nadie
quiere hacerse cargo.
Que ojalá estas duras experiencias del pasado,
ya se hayan superado, que la Liga haga cumplir la reglamentación oficial de la Difútbol, que ordena cobrar para sus arcas, un determinado porcentaje de las
taquillas del equipo profesional y de las transferencias de sus jugadores del
nivel amateur al profesional.

Con base a lo anterior, la Liga de fútbol de Nariño
debería ser una de las más poderosas del país, con presupuesto propio, para
promocionar a las nuevas generaciones de futbolistas aficionados
, en especial
los de la costa Pacífica y demás municipios y puedan llegar fácilmente a las filas
del Deportivo Pasto, dando cumplimiento a lo exigido por nuestro Gobernador Raúl Delgado Guerrero en la entrega del patrocinio departamental.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *