Preocupación por robo de elementos

Preocupado se mostró el presbítero Emiro
Libardo Enríquez por el robo de un candelabro de la basílica Nuestra Señora del
Rosario
de Sandoná.


El párroco señaló que el hurto de este elemento se
realizó en la pasada semana
al parecer al mediodía cuando el sacristán salió al
almuerzo. 

Manifestó que la policía que fue enterada de este hecho tiene algunas
pistas para dar con el responsable del robo y sostuvo que para que esta
situación no se repita el templo parroquial se cerrará entre las 12 meridiano y
2 de la tarde
, aunque esta decisión puede afectar a los visitantes. 

En mayo de
2007 se sustrajeron la limosna de una urna ubicada al pié de la imagen del Niño
Yo Reinaré
, a la entrada de la basílica.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.