Prevalece el mandato popular

Visión de mujer
Por Elsy Melo Maya
elsy.ya@hotmail.com
Negar la importancia del ejercicio
democrático q significó la Consulta Anticorrupción, sería como pretender
ocultar el sol con una mano. Independientemente del umbral, de quien ganó o
perdió, el haber logrado que 11.671.420 colombianos se pronunciaran y movilizaran
sin que de por medio existieran prebendas, dádivas ni el transporte necesario,
debe considerarse todo un éxito, atribuible única y exclusivamente a la
conciencia y responsabilidad asumida por los ciudadanos
. Nadie más puede
abrogarse los resultados obtenidos.

Igualmente, si es innegable que la
respuesta fue significativa, también lo es, que frente a la corrupción, la
manifestación popular de rechazo, debió ser masiva y absoluta; lamentablemente
no ocurrió así, aún en aquellas regiones donde se han cometido los mayores
atropellos contra las comunidades por cuenta de los corruptos
.
Ahora bien, tampoco puedo dejar de
manifestar que la consulta no era ni el único camino ni el mas apropiado a
seguir, pues dentro de las 7 preguntas establecidas, unas pretendían modificar
la Constitución, para lo cual la consulta no es el trámite legal a seguir, y
otras tantas, contemplaban situaciones que ya se encuentran consagradas en la normatividad
legal vigente en Colombia. Sin embargo, ratifico que como ejercicio para una
sociedad civil que debe apropiarse cada vez más y participar de la vida
democrática de su país, la consulta fue una excelente oportunidad
.
Por otra parte y siendo congruente
con lo afirmado, es evidente que el tema de la corrupción no es solo cuestión
de reglamentación legal; no son las instituciones por si solas corruptas, es el
ser humano, el servidor o funcionario público que en vez de servirle al Estado,
se sirve del Estado, dejando de lado los principios éticos y morales que debe
observar toda persona interesada en asumir la representación de la comunidad, a
cualquier nivel y ante cualquier entidad sea pública o privada. Ser honesto, no
ser corrupto, es un estilo de vida, una actitud ante la sociedad, una exigencia
frente a las responsabilidades ciudadanas que todos tenemos
, una condición y un
estado de compromiso permanentes.
Finalmente, es satisfactorio que
todos los partidos políticos convocados por el Gobierno Nacional, se hayan
comprometido a impulsar lo necesario contra la corrupción
. El mandato popular
se impuso. Así debe ser.
Septiembre 3 de 2018Visión de mujer

Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *