Recogiendo nuevos frutos

En el reciente carnaval se cosecharon nuevos frutos correspondientes al trabajo realizado durante
nueve años por parte del profesor Nelson Luna Benavides con la implementación
de la escuela de de formación musical.

El hecho de contar en la tarima durante los
días de carnaval con cuatro agrupaciones musicales sandoneñas como Tropishena´s, Son
Candela, Los Ajices y Los Guaicosos
, la mayoría de ellas con el aporte de
varios músicos jóvenes que vienen de un proceso formativo, nos deben llevar a pensar
que debemos fortalecer este tipo de iniciativas ciudadanas.
Luna Benavides, licenciado en música de la
universidad del Valle, inició el proceso de la escuela de formación musical en
septiembre de 2004
con una convocatoria dirigida a estudiantes de las
instituciones educativas Santo Tomás de Aquino, Nuestra Señora de Fátima,
Sagrado Corazón de Jesús del Ingenio y Jesús de Praga de Bolívar con el
respaldo del coordinador de cultura de la época Nelson Domínguez López.
La escuela inició con 100 estudiantes, la
mayoría de ellos niños y niñas y tuvo como primer fruto la grabación de un
compacto titulado “Edulzando Navidad”
que fue lanzado en el mes de diciembre en
el salón del concejo municipal con la presencia de 40 estudiantes acompañados
de sus padres de familia, que se constituyeron en pilares fundamentales de la
naciente escuela.
Como no todo es color de rosa en mayo de 2006
se cortó el proceso, sin embargo pudo más el interés del director y de los
padres de familia de los músicos quienes decidieron reanudar labores en marzo de
2007, fecha en la cual tomaron la decisión, luego de realizar las consultas
respectivas, de colocarle el nombre de Banda Pote Mideros en homenaje a uno de
los más grandes músicos que ha nacido en Sandoná, Jorge Rodríguez Mideros
,
quien hizo parte de la banda Sinfónica de Colombia durante 25 años
consecutivos.
La iniciativa comunitaria recibió el primer
respaldo oficial en el año de 2009 con dineros que se presupuestaron
participativamente
durante dos años consecutivos y de igual manera en uno de
los cabildos del entonces gobernador de Nariño Antonio Navarro Wolff fueron
aprobados recursos para su funcionamiento.
La mayoría de los integrantes de la escuela
tuvieron la fortuna de participar en un seminario taller de una semana dictado
por otro de los grandes músicos sandoneños el maestro Eduardo Lalo Maya en el
mes de abril del año 2011
y al finalizar este evento se presentaron por primera
vez en un concierto de jazz en el teatro de la institución educativa Nuestra
Señora de Fátima y en el mes de octubre del mismo año intervinieron en el Pasto
jazz en la capital nariñense.
Teniendo en cuenta la importancia de la escuela
de formación musical y su aporte al desarrollo cultural, el concejo de Sandoná le
rindió un merecido homenaje al profesor Luna Benavides y todos los integrantes en
el mes de mayo de 2011
, que les sirvió de un gran estímulo para continuar hacia
adelante con nuevas tareas.
Durante los cuatro últimos años han participado
activamente en los diferentes eventos culturales que se realizan en esta
localidad y en conciertos que han tenido gran aceptación por parte del público
como los realizados en semana santa, el 20 de julio y en navidad
y de igual manera se
presentaron en el concurso departamental de bandas de Samaniego en los años
2011 y 2013.
De este proceso han surgido los músicos que
integran los grupos que amenizaron los recientes carnavales mientras que otro
grupo de adolescentes han conformado otras agrupaciones con ritmos alternativos,
para orgullo de la comunidad que habita un territorio musical que se llama Sandoná.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *