Recuerdo la primera celebración

La primera celebración en público del día de la madre, que se quedó grabada en mi memoria, fue la realizada en el mes de mayo de 1972 en la escuela Santo Domingo Savio (escuela de niños) del corregimiento del Ingenio, coordinada por los profesores Libardo Suárez Andrade, Carlos Girón Velásquez, Irma Domínguez Riaño (QEPD) y Laura García Gómez.

Cursaba el quinto año de primaria, luego de haber terminado los primeros cuatro años en la escuela de la vereda Alto Ingenio, ubicada a unos 300 metros de la casa de mis padres, bajo la orientación de las profesoras Gloria Chaves Martínez e Hilda Montezuma López.

Profesores y profesoras planificaron el acto de celebración a las madres con tiempo de antelación y entre los números figuraron dedicatorias, declamaciones y especialmente cantos y el escenario lleno de mensajes y ramos de flores.

A nosotros, los estudiantes de quinto, nos correspondió el tema de Leo Dan “A la sombra de mi madre”, que entonamos con toda la emoción, para expresarles el inmenso amor y cariño a nuestras madres. Fuimos 12 compañeros: tres mujeres, Miriam Ojeda, Leonor Zambrano y Cecilia García y nueve hombres, Pablo Fajardo, Vicente Ramos, Servio Ramos, Luis Zamudio, Juan Olmedo Enríquez, Aurelio Caicedo, Iván Guerrero, Guillermo Martínez y Miguel Córdoba, los que estuvimos en el escenario.

Dentro del grupo de invitadas especiales estaba mi madre Luz María Cajigas Fajardo, quien lució espléndida en aquella oportunidad y creo que derramó una lágrima de felicidad por el homenaje. Seguramente lo mismo les pasó a las demás madres presentes.

Mi mamá nació en el año de 1918. Al comenzar la década de los años 40s contrajo matrimonio con mi padre Félix Córdoba Benavides. Entre 1945 y 1963 dio a luz a sus ocho hijos: Agustín, Hernando, Dolores, Mercedes, Isabel, Silvia, Miguel y Socorro. Dos hermanas se nos adelantaron en el viaje a la eternidad: Mercedes el 24 noviembre de 1973, siendo muy joven, y Dolores o Lola, como le decíamos, quien falleció el 2 de julio de 2014.

Mi madre falleció el 25 de junio de 1981 y hoy al escribir este texto más de una lágrima ha rodado por mis mejillas, incrementadas por el tema “Ausente madre mía” del Dúo Ecuatoriano Bowen y Villafuerte, que a esta hora suena en la emisora comunitaria Digital Stereo.

Ya casi son 40 años de su partida, pero sus palabras retumban en mi mente, especialmente las que continuamente me repetía: “Recuerde mijo que usted es inteligente”.

Gracias mamita por todo. Siga guiando los caminos de sus hijos y de todos sus descendientes.

Author: Miguel Cordoba