Un año sin la hermana Gloria Cecilia Narváez

Tomado de

Ella siempre
supo cuál sería su vocación. Siempre quiso servirle a Dios, enseñar y ayudar a
los más pobres
”, reflexiona Édgar Narváez, hermano de la hermana Gloria
Cecilia.
Édgar, que
mantuvo un breve diálogo en las últimas horas con El País de Cali, se ha
convertido en portavoz oficial de la familia
desde que su caso ha generado
conmoción a nivel internacional.

“Quién se va a
imaginar algo así. Nunca nos ha pasado nada acá en Colombia, donde hay
terrorismo, narcotráfico, paramilitares. No sabíamos qué era un secuestro, ni
una extorsión. Y menos se nos pasó por la mente que algo así le ocurriera a mi
hermana en Malí, en otro continente.  En
la casa solo miramos el mapa y aún no lo creemos
. Nadie sabe el motivo”, expresó
su hermano.
El 7 de febrero
de 2017, en una aldea de Karangasso, Mali (África), la hermana Gloria fue
secuestrada por cuatro hombres armados
mientras trabajaba en su misión de la
Congregación de las Hermanas Franciscanas de María Inmaculada.

Con el correr
de los días comenzaron los contactos entre cancillería colombiana y las
autoridades de Mali para determinar en manos de quién estaría la religiosa. Las
primeras conjeturas daban cuenta de un grupo yihadista
.
Desde ese
momento han sido intensos los llamados para la pronta liberación de Gloria
Cecilia tanto desde su congregación como de la Conferencia Episcopal Colombiana
(CEC)
. Incluso, este miércoles, emitió un emotivo mensaje.

En los últimos
días trascendió, según cancillería de Colombia, que los secuestradores pidieron
dinero para la liberación
, además de un video en el que se la ve a la religiosa
pidiendo la intercesión del papa Francisco.

Mientras tanto,
la fe de su familia se mantiene intacta y el propio Édgar confía en que en los
próximos días o semanas pueda suceder lo que tanto anhelan, que la hermana
Gloria Cecilia sea liberada.  “Un milagro
se puede dar con mi ‘Negra preciosa (expresión cariñosa para referirse a su
hermana)’
”, afirma.
Hoy más que
nunca elevemos una oración por la hermana Gloria.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *