Una reflexión sobre el tránsito en el municipio de Sandoná

Por Deima Betancourt Romo
Sandoná con el proyecto de pavimentación
Circunvalar al Galeras, se ha convertido en el epicentro turístico de la zona
occidente de nuestro departamento, pero lamentablemente los sandoneños aún no
estamos preparados para recibir y atender a propios y a turistas debido a la
carencia de valores ciudadanos y culturales
que desafortunadamente lo
demostramos en cuanto al tema de movilidad. La presencia del personal de
tránsito en el municipio de Sandoná es fundamental y urgente, ya que son un
organismo de control, el cual debe brindar un ambiente de seguridad, orden y
bienestar a la comunidad.

Sandoná es un municipio que últimamente ha
crecido notoriamente en cuanto a su número de habitantes tanto en el sector
urbano como en el sector rural y por ende el medio de transporte más utilizado
son las motocicletas, donde algunos ciudadanos hacen buen uso de este medio,
pero otros por el contrario, lo hacen de manera irresponsable
lo cual atentan
con la seguridad y el bienestar de los peatones e igualmente ponen en riesgo su
propia vida.
La movilidad en el municipio de Sandoná es un
problema social latente, que atenta con los derechos de los ciudadanos, puesto que algunas calles, carreras y vías, son utilizadas como pistas de carreras donde
realizan prácticas clandestinas (piques) este tipo de acciones son llevadas a
cabo a altas horas de la noche perturbando la tranquilidad de las familias
,
quienes necesitan de un buen descanso para al día siguiente poder realizar sus
actividades diarias. Esta situación se vuelve más caótica cuando se comenta que
hay personas adultas que patrocinan y festejan (apuestas) este tipo de eventos
con menores de edad lo cual incita a incrementar estas prácticas ilegales;
algunos de estos practicantes han sido atacados con piedras y otros elementos por
parte de las personas afectadas. A esto se aumenta el no porte de la
documentación necesaria para transitar legalmente en una motocicleta.

Otra situación que aún falta por contrarrestar
es la conducción de vehículos por personas en estado de embriaguez
y algunos de
estos convertidos en cantinas móviles.
Cabe señalar que en ningún momento estoy en
contra de las personas que desarrollan este tipo de afición o práctica,
solo que no estoy de acuerdo en los
lugares donde lo hacen y en las condiciones en las cuales lo practican; que
importante sería que estas personas participen de los procesos democráticos y
políticos
y sugieran un lugar con las condiciones apropiadas para realizar
dicha práctica.
Por lo anterior respaldamos la presencia del
personal de Tránsito en nuestro municipio para que apliquen las sanciones de
acuerdo a la norma correspondiente de una forma equitativa y justa
, es decir
sin ningún tipo de preferencia.
Por otra parte la Administración Municipal, la
Policía de Tránsito, Policía Nacional y la comunidad en general debemos continuar con los procesos y acciones
que conlleven al buen uso del espacio público
y a la práctica de hábitos que
conlleven a crear y fortalecer la cultura ciudadana, los  nos permitirá ver a un Sandoná más organizado
y más acogedor a propios y turistas.

Con todo el respeto y mucho cariño.

Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.