Varita mágica del ‘santo’

Por Iván Antonio Jurado Cortés
No cabe duda que el sistema neoliberal o
capitalista se fortaleció en los últimos gobiernos, especialmente desde 1990 en
adelante
; sin embargo, a medida que ha pasado el tiempo se ha detectado una
agudización en determinaciones estatales que prácticamente han roto la
estructura de gobernabilidad popular, acelerando una caótica crisis
socioeconómica en todos los componentes básicos de la sociedad.

Reconociendo que el peor error político
cometido en el inicio de siglo fue la aprobación de la reelección presidencial
,
quedando en evidencia que la clase política en su mayoría son unos amangualados
y clientelistas, que solo piensan en sacar siempre la mejor tajada del pastel,
dejando a una multitud en la total incertidumbre y abandono. Caso concreto, la
aprobada, rechazada y olvidada “Reforma a la Justicia”, que no es más que un
escampadero de ratas a quienes les viene gruñendo el gato de la justicia.
Hoy nos damos cuenta que parlamentarios
irresponsables que se hacen llamar “representantes del pueblo”, son unos
oportunistas, aprovechados de la ingenuidad, insensatez, vulnerabilidad,
necesidad y folclorismo de una sociedad sumida en la ansiedad de cambio y
bienestar, que a diario clama por oportunidades de mejor vida.
Más del 60% de estas personas de ‘corbata gringa
y paños europeos’ están investigados y otros tras las rejas, incriminados por
aliarse con el ‘diablo’, tráfico de influencias, estupefacientes y apropiación
de la ‘platica’ de una masa necesitada y angustiada por mejorar sus condiciones
sociales.
Ahora viene una pregunta caída por su propio
peso: ¿Qué tanto puede velar por los intereses de un colombiano de a pie, un
sinvergüenza de estos?… si a simple vista se nota la codicia por empoderarse
del bien ajeno.
Colombia es de los pocos estados latinoamericanos
donde prevalece el interés de un pequeñísimo sector de la población dedicado a
los grandes negocios; ellos, conjuntamente con los ‘altos políticos’ son los
encargados del diseño, proyección y futuro de las comunidades, siempre
blindando sus intereses capitalistas y de poder.
En la actualidad ni siquiera los pocos
sindicatos existentes, tienen la suficiente valentía para enfrentar o adoptar
posiciones estructurales que identifiquen el afán y necesidad de los ciudadanos
soñadores de un mejor país, donde prime una vocación ecuánime, de justicia y
prioridad por lo colectivo
; a ellos los invade el permanente temor de las
represalias provocadas por fuerzas oscuras, impidiéndoles a estos ciudadanos
intentar abrir camino en pro de un bienestar comunitario. Sin olvidar que
Colombia es el país con mayor índice de muertes selectivas y desapariciones
forzadas a sindicalistas y líderes sociales representantes de población
vulnerable.
Por estar pensando en el dichoso proceso
reeleccionista, el presidente ya no gobierna para cuatro años sino para dos
,
porque los últimos son dedicados a campaña electoral con miras a continuar
sosteniendo un rutinario poder, sin medir consecuencias, que por lo general son
lesivas para la mayoría de los colombianos.
El primer gobierno se mantuvo con el sofisma
de la famosa prosperidad democrática; ahora, la paz fue el lema de su
reelección, que por cierto, después de algunos apretones, al final logró el
resultado esperado.
Sin olvidar lo inmediatamente sucedido, vuelve
y juega el mismo cuento: “Prosperidad para Todos”: Cien mil casas “gratis”;
indemnizaciones a las víctimas; subsidio a la tasa de interés para vivienda
VIS, créditos Icetex, fortalecimiento de la política agropecuaria y ajustes al
sistema de salud. Declaración de “Familias en Acción” como política de Estado;
otras cien mil viviendas rurales…. En fin.
La reelección todo un paquete chileno. Muestra
de esto, la Ley de Restitución de Tierras y Reparación a las Víctimas, que no
se ha cumplido ni el 6% de lo prometido
. ¿Será que la varita mágica del santo
funcionará esta vez?… amanecerá y veremos…
Domingo, agosto 10 de 2014

Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *