Activan plan de contingencia para proteger agua potable

En respuesta a la caída de ceniza que se presenta en las  erupciones del Volcán Galeras, la Oficina de Salud Ambiental el Instituto Departamental de Salud de Nariño activa un plan de contingencia encaminado a llevar un control de los acueductos que surten con agua potable a las comunidades de los municipios de Nariño, La Florida, Sandoná, Consacá, Yacuanquer y Tangua.
Así lo dio a conocer el supervisor del saneamiento ambiental, Luis Antonio Revelo, al explicar que esta vigilancia se adelanta a través de los técnicos de saneamiento quienes realizan los análisis físico-químicos de la calidad del agua. “Inmediatamente después de que se produce una erupción el Instituto Departamental de Salud de Nariño imparte la orden de cierre de la entrada de agua cruda a las plantas de tratamiento para evitar así la contaminación con ceniza volcánica del agua almacenada y tratada.” explicó.
En el caso de la erupción acontecida el pasado 25 de agosto, los resultados de las muestras físico-químicas de campo arrojaron como resultado que ninguna de las fuentes de agua, que abastecen los acueductos urbanos y rurales de los municipios de influencia del Galeras, fueron afectadas por la ceniza volcánica.  
El cierre de la entrada de agua a las plantas de tratamiento se realiza por un tiempo no mayor a tres horas, hasta tanto los técnicos de saneamiento tengan los resultados de las muestras con la ayuda de un instrumento denominado fotómetro con el que se obtiene los resultados inmediatamente en terreno. Dichas muestras son nuevamente analizadas en el Laboratorio de Salud Pública para su reconfirmación.
El supervisor del saneamiento ambiental, Luis Antonio Revelo, aseguró que el trabajo de supervisión es continuo por eso hoy viernes 27 de agosto, los técnicos de saneamiento de los municipios de Nariño, La Florida, Sandoná, Consacá, Yacuanquer y Tangua realizan nuevamente la toma de muestras de agua para hacerle seguimiento al proceso.
El monitoreo se realiza así mismo en los municipios del Tambo, El Peñol, Ancuya, Linares y Santacruz de Guachavés en donde históricamente se ha presentado caída de ceniza en las fuentes de agua.
Finalmente, el funcionario hizo referencia a las complicaciones para la salud que acarrea el ingerir agua contaminada con ceniza volcánica, por lo tanto, es importante mantener suficientes reservas del vital líquido.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.