El doctor referendo y la señora revocatoria

Por Manuel Erazo Cabrera
Ismael Botina popular maestro Buchón, saca
pecho porque es una muestra clara de la raza pastusa, la más inteligente del globo terráqueo;
¡Claro que somos los más inteligentes!, cuando el volcán Galeras se reactiva, apenas da el primer estornudo, todos hablamos hasta por los codos en términos rebuscados
y  científicos
, entendemos el significado
de palabras raras como: fumarola, tremor, piro clastos, amenaza roja, mapa de riesgo, somos mejor dicho los
más expertos del mundo en materia vulcanológica y tan verracos que nos
atrevemos a pronosticar las fechas exactas de erupción el volcán; por eso es que vivimos tan frescos.

Pero no solo somos científicos en materia de
piro clastos y  ese poco de términos
enredados; aquí,  le tupimos a todo lo
que se nos venga.  Con el tema más reciente de la defenestrada
“Reforma a la Justicia”,  los mortales de
esta tierra sureña, asentada sobre este pueblo llamado “Pastolandia”, nos dimos
un  banquete de jurisprudencia nunca
antes visto, opinando a diestra y siniestra sobre temas tan sencillos como la Constitucionalidad.
Maestro Buchón aplicando el adagio  político, que dice: “plátano que  no se voltea no se asa” un día se puso la camiseta del Referendo,
otro día lució  la de la Constituyente y
más tarde la de la Revocatoria
; alguien le preguntó, ¿Qué es eso del
referendo?, y contestó: es un  verraco
doctor que vive en Bogotá y va acabar con el Congreso, ninguno de los senadores
y  representantes quedará vivo.
¿Qué es revocatoria?, es  otra verraca señora que también cerrará el
congreso.
Con estas dos enseñanzas, siguió recogiendo
firmas que daba miedo. El lunes andaba mostrando la camiseta del Dr. Referendo,
y a la gente le faltaban manos.
El martes, anduvo con la camiseta de la Señora
Revocatoria, y la gente se desguañangaba firmando hojas por montones.
El miércoles se puso la camiseta de Navarro,
que pedía firmas por  la ampliación
del  Indulto, también, la gente se
apeñuscaba reglando autógrafos.
Una firma no se niega a nadie; la confusión es
tan grande, que en una de esas travesías mientras maestro Buchón exhibía su
camiseta por el Doctor Referendo, otro borrachito lucía la camiseta por doña Constituyente;
cada uno echando vivas y como no se
pusieron de acuerdo, se trenzaron en semejante pelea a trompadas y quien salió
ganando fue otra candidata, la señora Revocatoria.
Pasó la semana de la reforma a la justicia, la
próxima, ¿qué nos deparará el destino?
pero algo vendrá para entretenernos.
Como quiera que sea,  maestro Buchón,
seguirá buscando firmas y mas firmas, con una sola condición, que este
referendo, esta constituyente o esta revocatoria, saque a todos los
congresistas de Nariño, menos al jefe Tato, porque Tato es Tato, lo demás es lo
demás…
Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *