El fin de la guerra

Visión de mujer
Por Elsy Melo
Maya
Junio 23 de
2016, será una fecha histórica para Colombia por la magnitud de los compromisos
acordados, frente a lo que será en
adelante la vida en paz del país y sus comunidades. La suscripción del acuerdo
denominado “Fin del Conflicto” es un paso trascendental al que
se  llega después de la maduración de
un largo proceso de  paz
.

Ya hemos
sentido la diferencia en estos últimos tiempos, a través del avance del proceso; ahora con el acuerdo del cese al fuego
bilateral para ponerle fin al conflicto armado interno con las FARC, se
iniciará una nueva era para Colombia. Y con ocasión de este hecho, hago un
llamado a quienes aún se resisten a darse la oportunidad de dejar de pensar en
venganza, en odio, a quienes creen que la guerra es la única solución viable
.
No permitan que las frases mediáticas e incendiarias que diferentes medios y
redes sociales emiten, sean los que les fijen el criterio tergiversado de la
realidad. Lejos de aportar en la construcción integral de la paz, lo que hacen
es  desinformar y desviar los verdaderos
propósitos de ese gran esfuerzo nacional en la búsqueda de la paz. Aquí no se
trata de ser amigo o contradictor del gobierno, ni de perder o  ganar votos o popularidad; se trata de la paz
para todos, la paz de Colombia.
Es importante conocer
en qué consisten los acuerdos logrados y no dejar de lado ni olvidar lo que han
significado estos 52 años de guerra: más de 220.000 muertos y 6.9 millones de
desplazados internos
. A quienes hacen solo el cálculo financiero del costo del
proceso de paz, los invito a conocer el costo de la guerra vivida y no solo en
recursos económicos, sino en  muertes,
extorciones, secuestros, voladura de torres, oleoductos, etc. etc. y lo más
importante: la angustia, la inseguridad, el dolor, el miedo, el horror vivido
por las familias colombianas.
Vivamos la
oportunidad de construir un sendero que nos lleve a una paz duradera, a una paz
que contempla la reconciliación
pero también las sanciones para quienes
pretendan continuar con el negocio de la guerra, negar los delitos cometidos o
continuar delinquiendo. El estado social de derecho que se ha conquistado en
Colombia, seguirá vigente y con mayores garantías para quienes apoyen su continuidad, pero también con mayor
severidad para quienes pretendan burlar al pueblo colombiano. ¡Si a la paz!

Junio 27 de 2016

Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba