El poder la palabra: 30 recomendaciones que perfeccionan la comunicación

Por Por Fabio Arévalo Rosero MD*
@fabioarevalo

La palabra es poder; es motivación, influencia y persuasión. Cuando se trata de conseguir una comunicación efectiva, lo pequeño gana a lo grande, lo corto a lo largo y lo sencillo a lo complejo. Y, a veces, lo visual, a todo lo anterior.

Recogiendo la experiencia propia en distintos escenarios (radio, TV, medios impresos, espacios web y como orador), compartimos buena parte de los postulados empleados para alcanzar una mínima transformación entre la audiencia.

Recordamos unas sabias recomendaciones, que a todos servirán, si se busca lograr una comunicación eficaz y asertiva. Al menos 30 principios que son ineludibles si se quiere tener poder transformador. Muchos de grandes pensadores o comunicadores.

De la sabiduría popular:

El público puede olvidar lo que dices, pero nunca lo que les hiciste sentir.

Escuche más que pregunte, y pregunte más que hable.

Primero observe, argumente después.

El que habla de modo que lo entiendan siempre, habla bien.

Sentimientos y emociones son los que crean palabras eficaces.

Sé el mensaje en lugar de narrarlo.

Especialmente en una situación de crisis, la palabra clave es más: más conversación con la comunidad afectada, más información y detalles en lugar de menos…

Las palabras eficaces no solo explican sino que también motivan. Hacen pensar y actuar.

Utilizar correctamente las palabras es importante, pero entender el estado de ánimo del interlocutor es fundamental.

Para hacerse comprender lo primero que hay que hacer con la gente es hablarle a los ojos.

De pensadores y filósofos:

“La palabra es mitad de quien habla y mitad de quien la escucha.” Michel Eyquem.

“La oratoria política es el arte de decir vulgaridades con corrección y propiedad.” Armando Palacio.

“Toda conversación tiene un momento favorable en que poder terminarla; no lo desperdicies. Las últimas palabras son de efectos más duraderos que las primeras, por lo que deben ser particularmente bien ponderadas” José Ortega y Gasset.

“Debemos distinguir entre hablar para engañar, y el callar para mantener reserva. El secreto de aburrir es contarlo todo. Todos sufrimos; pero el hablar nos alivia. Una palabra mal puesta estropea el más bello pensamiento. ” François Marie Arouet Voltaire.

“Que hablen de uno es espantoso. Pero hay algo peor: que no hablen. Si no se hablara nunca de una cosa, sería como si no hubiese sucedido. ” Oscar Wilde

“Es mejor tener la boca cerrada y parecer estúpido que abrirla y disipar toda duda.” Mark Twain.

“Dejad que hable cualquiera cierto tiempo, y veréis cómo consigue prosélitos.” Robert Louis Stevenson

“Antes de empezar a hablar, procura que en tu rostro pueda leerse lo que vas a decir.” Antonino Marco Aurelio.

“Recuerde que no basta con decir una cosa correcta en el lugar correcto, es mejor todavía pensar en no decir algo incorrecto en un momento tentador.” Benjamin Franklin.

 “Encanto más talento más una ligera informalidad, le ayudarán mucho al principio; pero al final de cuentas, es la brevedad la que conquista el corazón del público.” R. Cheney.

Habla poquísimo de ti, poco de los otros, mucho de las cosas.” Paolo Mantegazza.

“Lo que se sabe sentir se sabe decir.” Miguel de Cervantes.

“Preocúpate del sentido y las palabras saldrán por cuenta propia.” Lewis Carroll

“Orador es aquel que dice lo que piensa y siente lo que dice.” William Jennings Bryan

“El habla es la representación de la mente, y la escritura es la representación del habla.” Aristóteles.

“Si los que hablan mal de mí supieran exactamente lo que pienso de ellos, aún hablarían peor.” Sacha Guitry.

“Una palabra suave puede golpear con rudeza.” Benjamin Franklin.

“Lo más difícil de este mundo es poder decir y pensar lo que todos dicen sin pensar.” Émile Chartier Alain.

“No hay sendero que lleve a una persona a hacer carrera más rápidamente y a crearse una buena reputación que la destreza del buen orador.” Philip D. Armour.

“Es cosa notable que los que más hablan son los que menos tienen que decir.” Matthew Prior.

Y finalmente, de este servidor:

“Las palabras más certeras y bien dichas deben ser medicina para el alma que sufre.”

Es decir, es clave en la comunicación enseñar a cada uno a descubrir, su Factor Socrático. La palabra es poder.

* Fabio Arévalo Rosero. MD Médico cirujano (Unicauca), bioquímico (Udenar – CSIC España), escritor, consultor urbano, educador ciudadano, divulgador científico, diseñador de ciudades saludables, investigador en áreas de salud pública, urbanismo y desarrollo humano sostenible.

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por la página Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba