Halloween en pandemia

Visión de mujer
Por Elsy Melo Maya
[email protected]

El temor es evidente y no podría ser de otra manera, ante la cercanía de la fiesta de los dulces y las brujas, tan esperada por los menores y que en esta ocasión de no observarse las medidas de prevención correspondientes, podría ser la causante de una tragedia sin precedentes. Es por ello que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, donde la fiesta tiene especial despliegue, emitieron la guía correspondiente para evitar en lo posible, mayores afectaciones por cuenta de la “furiosa pandemia de Coronavirus”.

Mientras estas entidades sugieren actividades de bajo riesgo como la talla de calabazas, la decoración del hogar, la búsqueda de los tesoros al aire libre, los concursos de disfraces de manera virtual y una noche de cine con los miembros del hogar, en nuestro país igualmente se emiten las medidas correspondientes, que sin duda alguna afectarán una de las fechas más importantes para el comercio, debido a la cantidad y variedad de eventos que se adelantan tradicionalmente en los centros comerciales e incluso en las diferentes empresas.

Y no podría ser de otra manera, frente a la situación que se está afrontando y que en las últimas semanas ha tenido un repunte significativo. De ahí la necesidad de evitar las fiestas de cualquier clase, sean de adultos o niños, entorno a la fiesta del día de las brujas. De ahí que las expresiones sensatas del señor Ministro de Salud, cuando dice: ”que no estamos en este momento para jugar con candela y nos toca ser muy juiciosos y responsables.”

Pero las recomendaciones van más allá de ser simples recomendaciones para los padres de familia, primeros responsables de la salud y seguridad de los menores, y se extiende a la ciudadanía en general, al comercio y a las alcaldías, a quienes se les sugiere adoptar medidas de restricción a la movilidad de los menores de edad, si así lo consideran conveniente y promover las campañas necesarias para evitar las reuniones sociales, impulsando que las familias se queden en casa.

Si bien esta fiesta debe servir de distracción y esparcimiento para los menores quien también han vivido con privaciones este periodo de pandemia, la misma deberá hacerse pero en casa y sin arriesgar la salud de los niñas y niños. La invitación es clara y consistente: celebrar la fiesta en núcleos familiares, evitar contactos físicos con personas en el exterior, evitar rondas con participación de los niños para pedir dulces y usar permanentemente el tapabocas. La responsabilidad es nuestra y la vida de nuestros menores, está también en nuestras manos y en las determinaciones que decidamos adoptar.

Octubre 26 de 2020

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por la página Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *