La Copa América no se hará en Colombia

Tomado de www.elespectador.com

Una hora se demoró la Conmebol en darle su no rotundo al pedido del gobierno de Iván Duque de aplazar el evento para noviembre o diciembre.

Una hora después de que el gobierno de Iván Duque le mandara una carta a la Conmebol pidiendo el aplazamiento de la Copa América 2021 para el mes de noviembre o diciembre, supuestamente porque querían realizar el torneo con la presencia de público y no por la situación de orden público que vive el país, el ente rector del fútbol sudamericano rechazó el pedido.

“Ante la solicitud formal del gobierno colombiano de reprogramar la CONMEBOL Copa América para el mes de noviembre, la CONMEBOL informa lo siguiente:

Por razones relacionadas al calendario internacional de competiciones y a la logística del torneo, resulta imposible trasladar la Copa América 2021 al mes de noviembre.

La CONMEBOL agradece el entusiasmo y el empeño puestos por el presidente de la República de Colombia, Sr. Iván Duque y sus colaboradores, así como por el presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Ramón Jesurún, y su equipo. Es seguro que en el futuro surgirán nuevos proyectos en conjunto para el crecimiento del fútbol colombiano y sudamericano.

La CONMEBOL asegura la realización de la CONMEBOL Copa América 2021 e informará en los próximos días la relocalización de los partidos que debían disputarse en Colombia”, dice la carta.

“Hay una tendencia de gente que no quiere la Copa América, pero hay mucha gente que sí. La razón de la solicitud de aplazamiento no son las protestas, es el aforo”, dijo el ministro del Deporte, Ernesto Lucena, quien ya había reconocido que el gobierno hizo una inversión de más de 12 mil millones de pesos para acondicionar los estadios de Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla.

Ahora bien, a comienzos de esta semana, Alberto Fernández, presidente de Argentina, declaró que “podemos analizar organizar toda la Copa América nosotros”.

Ahora, los delegados de las 10 federaciones nacionales del continente se reunirán para definir en dónde se jugarán los partidos que estaban programados para Colombia. La primera opción es que se disputen todos en Argentina, que paradójicamente pasa por el peor momento de la pandemia. La segunda que Chile o Paraguay acojan al grupo B.

En el ambiente del balompié, sin embargo, quedó claro que Conmebol le dio a Colombia la opción de renunciar a la Copa, para no quitársela.

El karma de la Copa

En una decisión sin precedentes, en marzo de 2019 la Conmebol determinó adjudicarles la sede compartida a los dos países más lejanos en el continente, Argentina y Colombia. La idea era unificar el calendario con la Eurocopa y, en adelante, jugarla cada cuatro años. Los directivos de la entidad justificaron involucrar a las dos naciones para dividir gastos y mandar un mensaje de integración y unidad, más allá de las dificultades que representaban las fases finales y los retos logísticos por largos viajes y ciudades anfitrionas en diferentes alturas.

A pesar de las críticas comenzó la preparación del evento y, en el caso de Colombia, el Gobierno Nacional destinó $12.500 millones para adecuación de los estadios de Barranquilla, Medellín, Cali y Bogotá, y los gastos de la organización como tal.

El torneo estaba programado del 11 de junio al 11 de julio del año pasado. Se inauguraría en Buenos Aires y la final se jugaría en Barranquilla. Las selecciones invitadas eran las de Australia y Catar. Pero llegó el COVID-19 y cambiaron los planes. Cuando se evidenció el alcance de la emergencia sanitaria, la alternativa fue aplazar el campeonato un año, como lo hizo también la Uefa.

El inicio de las eliminatorias suramericanas al Mundial de 2022, con cuatro jornadas entre octubre y noviembre, fue un importante espaldarazo. El fútbol estaba de vuelta. Pero el tercer pico de la pandemia, que comenzó hace casi un mes, con nuevos confinamientos parciales, complicó nuevamente la situación, que se agravó en Colombia como consecuencia de las protestas sociales de las últimas semanas, algunas de ellas en los alrededores de los estadios de Barranquilla y Pereira.

Realmente las condiciones del país no estaban dadas para acoger el campeonato, así el Gobierno defendiera su organización con el argumento de que era “fundamental para la necesaria reactivación económica”.

Pero los incidentes en partidos de Copa Libertadores y las protestas contra el torneo en diferentes ciudades tuvieron eco en la dirigencia internacional, que, respaldada por una alerta de seguridad del gobierno estadounidense, le pidió al presiente Iván Duque renunciara a la sede. Ayer, cuando todo indicaba que lo haría, el primer mandatario trató de salvar la partida con su propuesta de aplazamiento y le cedió el turno a la Conmebol, que minutos más tarde fue la encargada del último movimiento y Colombia se quedó sin Copa.

Foto: AS Colombia

Nota original:

https://www.elespectador.com/deportes/futbol-mundial/es-oficial-la-copa-america-no-se-hara-en-colombia/

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *