Mujer y abuela

Visión de mujer
Por Elsy Melo Maya
[email protected]

Con ocasión del Día Internacional de la Mujer, compartimos el sentimiento de una madre-abuela: “la mayor bendición de una mujer es ser madre y la mayor dicha de un hijo es contar con su amor. Al convertirnos en madres, vemos el mundo diferente, se aprende a luchar contra todos y todo. Si recaemos, el solo pensar en ellos nos levanta con todas las fuerzas para continuar, son el combustible que nuestro corazón necesita para seguir viviendo, y el amor de una madre es la energía que un hijo necesita para avanzar.

No en vano son aquellas palabras que decían nuestras madres: “solo cuando tengan un hijo, van a saber lo que uno siente”. No solo sabias sino ciertas. Solo hasta ese momento, todo cambia de perspectiva y tu vida comienza a girar en torno a la de ellos,  sin pretender controlarlos, pero si acompañarlos y aconsejarlos; no queriendo superar en ellos nuestras frustraciones pero si orientándolos para que cumplan sus sueños; no convertirlos en nuestras disculpas sino en nuestros motivos  y hacerles sentir desde su concepción que nuestro amor por ellos va más allá de una edad, de una ocasión, de un momento. Es un compromiso divino de vida, puro y sagrado que sobrepasa cualquier barrera, pues su felicidad, su bienestar, su salud nos alimenta y llena de felicidad nuestra vida.

Ser abuela… en resumen podría decir que es como volver a ser madre pero en una dimensión ampliada, es sentir que se quiere a su nieta pero con el doble del amor, pues es hija de tu hija, es sentir que la vida trasciende, es ver que a quien sigues mirando como tu pequeña , ahora es madre. Una sensación casi indescriptible, es el doble compromiso frente a la responsabilidad de educar, formar, transmitir amor, porque las abuelas somos las voces del pasado, los ejemplos del presente y si compartimos sus espacios y tiempos, dejaremos huellas en su alma que llevaran por toda su vida.

Es por eso que frente a todas las cosas magnificas que hay en la vida de una mujer, ninguna se compara con la bendición de tener unas hijas y mucho mas de tener un nieta, gracias doy a la vida por esa magnífica oportunidad que Dios me dio y que hacen que una vez más, me sienta orgullosa de ser la mujer empoderada, valiente y luchadora que soy, llena de grandes razones para continuar mi camino por la vida.” Feliz Día de La Mujer.

Marzo 2 de 2020

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por la página Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *