“Para frenar el cambio climático tenemos que dejar de comer carne”

Foto: El País

Tomado de www.elpais.com

Christiana Figueres fue la mujer que
levantó los brazos junto a Ban Ki-moon celebrando el gran éxito del Acuerdo de
París y, hasta hace algo más de una año, fue la máxima responsable de Naciones
Unidas para el Cambio Climático. Aunque el panorama global es bien distinto
ahora con la retirada de EEUU del texto de París, ella se muestra optimista
respecto al futuro. «Salí de Davos alentada. A pesar de que el cambio climático
ha sido catalogado por cuarto año consecutivo como la principal amenaza para la
economía mundial, por primera vez se habla de él como algo a lo que hay que hacer
frente de forma colaborativa
».

El año 2019 comenzaba con una
noticia poco halagüeña para la batalla contra el cambio climático. Un estudio
analizado por la firma Rhodium Group confirmaba que EEUU sigue siendo el
segundo país que más emite del planeta
, con un aumento del 1,9% en los gases de
efecto invernadero de todo su sector energético.
Para Figueres la retirada de EEUU
del Acuerdo de París es una decisión que no se va a revertir bajo el mandato de
Trump, quién, en su opinión, «ha dado muchas muestras de su incapacidad para
entender la ciencia básica del cambio climático, llegando a negar los
resultados presentados por su propio Gobierno donde se afirmaba que el cambio
climático ya está sobre nosotros
y que podría costar a la economía de EEUU una
reducción en torno a un 10% sino se le hace frente». Sin embargo, tiene
esperanzas de cara al futuro. «Es perfectamente posible que el Gobierno de
EEUU, en un futuro bajo un liderazgo responsable, pueda volver a acceder al
Acuerdo de París», añade con optimismo.
Además, Figueres recalca que
alrededor de 300 ciudades norteamericanas de 14 estados distintos apoyan la
descarbonización porque les permite ser más competitivos y mejora la calidad de
vida de las ciudades
. Por otra parte, las compañías saben que el incorporar la
sostenibilidad en su plan estratégico les permite un desempeño financiero
superior a las que no.Asimismo, la experta explica que la descarbonización de
EEUU continúa por varios motivos. En primer lugar, la industria del carbón ya
no es competitiva contra el gas natural y las energías renovables, “son
actividades que desde la perspectiva económica van muriendo”, subraya
tajante.
Los gestos individuales
Figueres hace hincapié en la urgente
necesidad de poner una fecha para prohibir la venta de vehículos de gasolina y
diésel
. Para ella, la fecha limite marcada en el texto presentado por la
ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, es razonable. «Todos los
países están ya marcando una fecha, entre 2020 y 2040. Desde la perspectiva
técnica, tanto los vehículos eléctricos como la infraestructura de recarga ya
son posibles. Lo que es difícil es la transición, hay que combinar los
incentivos con la tecnología y la inversión», destaca.
Y en el plano personal, en la
responsabilidad como ciudadanos, Figueres insiste en cuatro medidas que cada
individuo debería de estar cumpliendo para frenar el cambio climático. En
primer lugar «dejar de comer carne, esto incluye el jamón ibérico», asegura.
«Lo digo categóricamente, el ganado vacuno es uno de los causantes de la
deforestación y por lo tanto del cambio climático
», sostiene tajante.
«Sé que la gran mayoría de personas
en los países industrializados tienen la costumbre de consumir carne todos los
días. Lo mínimo es empezar a reducirlo a seis días, luego a cinco. No le exijo
a nadie que lo haga de un día para otro, pero un cambio gradual y responsable
lo tenemos que hacer todos», añade Figueres.
Otro aspecto importante, en los
países industrializados, es la forma de moverse en las ciudades. La experta
califica de “irresponsable” el uso de un coche de gasolina o diésel
por parte de una sola persona
, en las ciudades hay que promover el uso del
transporte público y los vehículos eléctricos.
Por último, Figueres señala la
responsabilidad de conocer donde se invierten nuestros ahorros, evitando la
industria de combustibles fósiles y el voto responsable
, puesto que son los
gobernantes quienes definen las políticas. 

Brecha de género

Recién llegada del
Foro Económico Mundial celebrado en Davos y de una expedición de 20 días en la
Antártida, perteneciente al programa australiano Homeward Bound, apoyado por
Acciona, ha reconocido haber vivido una «experiencia chocante». «Pasé de
convivir en la Antártida con 80 mujeres con doctorados, al Foro de Davos, donde
la presencia femenina es solo de un 20%
», cuenta Figueres.

“Yo no creo en un
enfrentamiento entre hombres y mujeres, me parece poco productivo. Es cierto
que hemos estado miles de años invirtiendo como sociedad humana en la
educación, el desempeño profesional de los hombres, pero eso no es culpa de los
que estamos vivos ahora. Ya es hora de invertir en el otro 50% de la sociedad,
usar todo el potencial y conseguir un liderazgo de más alto impacto”.

Nota original:

https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/ciencia/2019/01/29/5c4f5627fdddffd06f8b461d.html

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.