San Pablo y el ordenamiento territorial

Lo sucedido en el municipio de San Pablo, ubicado al norte del departamento de Nariño, este viernes 18 de febrero, nos debe llamar a todos, gobernantes y ciudadanos, a una reflexión sobre el porqué se presenta este tipo de eventos.

El director de la Dirección Administrativa de Gestión de Riesgos de Desastres de Nariño, Jader Gaviria, al entregar un informe del evento de San Pablo, indicó que se trató de una avenida torrencial.

Pero, ¿qué es una avenida torrencial?

Según el Instituto Distrital (Bogotá) de Gestión de Riesgos y Cambio Climático, “las avenidas torrenciales son crecidas repentinas producto de fuertes precipitaciones que causan aumentos rápidos del nivel de agua de los ríos y quebradas de alta pendiente. Estas crecientes pueden ser acompañadas por flujo de sedimentos de acuerdo con las condiciones de la cuenca. Debido a sus características pueden causar grandes daños en infraestructura y pérdida de vidas humanas.”

El alcalde de San Pablo Ricardo Gómez Lasso en su primer informe publicado en la cuenta de Facebook de la Administración Municipal, manifestó que probablemente la quebrada La Brisa se represó en la parte alta y luego bajó por la pendiente y causó los estragos en el sector urbano y los más triste la corriente se llevó a una niña de 8 años.

El comunicador Jimmy Favián Bolaños, de la emisora San Pablo Stereo, manifestó que este tipo de eventos no se había presentado en San Pablo, por lo menos en los últimos 100 años, con base en investigaciones que realizó con las personas mayores.

Bolaños coincide con el mandatario local, en el sentido de que en la quebrada La Brisa pudo haberse represado en la parte alta y luego se desbordó al bajar por la pendiente, como se pudo observar en uno de los videos que grabó uno de los moradores de esta localidad.

El locutor fue un poco más allá en su análisis al manifestar que el evento se debió a las diferentes acciones que realizamos los seres humanos, que se pueden considerar como agresivas hacia la naturaleza, como la tala indiscriminada de árboles, quemar desmontes, utilizar agroquímicos de manera excesiva, entre otras.

Y de otro lado expresó que la fuerte precipitación que se presentó en la zona durante unas dos horas está relacionada con el cambio climático.

El sector urbano de San Pablo está construido sobre una especie de valle, en la parte baja de las montañas ubicada al norte. Por estas montañas bajan dos corrientes de agua, una al costado occidental que llaman “Quebrada Bateros”, que baja de la montaña que tiene el mismo nombre y la otra al costado oriental, una corriente de un bajo caudal, llamada La Brisa. Estas dos corrientes de agua desembocan en el río Mayo, que cruza por el sur de la zona urbana, en sentido oriente a occidente.

Las avenidas torrenciales o avalanchas están relacionadas principalmente con el cambio climático como lo mencionó Bolaños, sin embargo el ordenamiento de los territorios municipales debe considerarse como causa, porque en las diferentes localidades a través del tiempo, se ha cambiado el uso del suelo, sin mayores consideraciones técnicas, ni de sentido común.

Para que los gobernantes y los ciudadanos puedan ordenar su territorio, el Gobierno Nacional creó los planes de ordenamiento territorial, que para los municipios menores de 30 mil habitantes se llaman esquemas de ordenamiento territorial – EOT.

En la mayoría de los municipios nariñenses no se han actualizado estos instrumentos de planificación, porque les hacen falta los estudios básicos de riesgo.

Es el momento de los gobernantes nariñenses, quienes deben gestionar los recursos que les permitan contratar los estudios básicos de riesgo y actualizar sus respectivos esquemas de ordenamiento territorial.

Foto: Facebook San Pablo Nariño

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.