Sin planta de tratamiento de aguas residuales no se puede operar el matadero

El matadero municipal de Sandoná, que opera la asociación Plasagan, en la actualidad está cerrado mediante una resolución emitida por la Corporación Autónoma de Nariño – Corponariño, porque no se ha cumplido con la ejecución de un permiso de vertimientos que se presentó en el año 2017.

Así lo informó el señor Jaime Cabrera, integrante de la junta directiva de la Asociación Plasagán, quien fue tajante al afirmar que si no se construye una planta de tratamiento de aguas residuales – PTAR – no se puede operar el matadero municipal de Sandoná

El líder gremial entregó un completo informe del matadero municipal desde el año 2009, cuando lo sellaron los funcionarios Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos – Invima por solicitud de la Procuraduría Agraria.


Posteriormente la ejecución de las obras de la planta física con recursos de la Asociación Planta de Sacrificio de Sandoná – Plasagan, para darle apertura en mayo de 2010, previo visto bueno de dos funcionarias del Invima.

Comentó acerca de los estudios con profesionales de la ingeniería ambiental sobre el tema de las aguas residuales.

Cabrera se quejó de las autoridades locales que durante este tiempo no se han comprometido a construir la PTAR, que hace parte de los requerimientos de la Corporación Autónoma de Nariño – Corponariño.

Añadió que al cerrarse el matadero no únicamente se perjudican los expendedores de carne, sino también la comunidad sandoneña, que en los últimos meses ha visto crecer el costo del kilo de carne.

Entrevista con el directivo de Plasagan Jaime Cabrera.


Por su parte el secretario de gobierno Cristian Gómez Castillo informó que en el año 2017 Corponariño dio un permiso de vertimientos y en el año 2019 fue suspendido este permiso y de igual manera suspendió toda actividad que se realizaba en el matadero municipal, operado por Plasagan.

Manifestó que durante estos días revisarán la documentación mediante la cual se estableció el convenio entre la Administración Municipal y Plasagán, para tener claridad sobre este tema.

De igual manera se refirió al aumento de la carne de res y de cerdo presentado en las últimas semanas.

El funcionario añadió que en este mes de octubre realizarán una reunión con la participación de los representantes de Plasagan, funcionarios de Corponariño, Invima y Administración Municipal para tomar decisiones con respecto a las acciones que se emprenderán relacionadas con el funcionamiento del matadero de Sandoná.

Entrevista con el secretario de gobierno Cristian Gómez Castillo.

El matadero municipal está ubicado en la carrera 6 con calle 8, barrio Meléndez y está construido al lado de la quebrada Belén, la misma que en la parte oriental de la “Ciudad Dulce” se precipita por una pendiente vertical formando la cascada, que antiguamente era conocida como “la Chorrera de Belén”.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.