Tremenda granizada en la Exprovincia de Obando

Por: Jorge Enrique Tello Chávez
Sin haber recibido ninguna
notificación y predicción por parte de la Oficina del Instituto Nacional de
Hidrometereología y Estudios Ambientales, Ideam, en la tarde del vienes, de manera
sorpresiva, se presentó un tremendo aguacero en los Municipios de Ipiales,
Aldana, Carlosama, Cumbal, Guachucal y Pupiales, de grandes proporciones,
acompañado de una tremenda granizada
, que arrasó grandes hectáreas de cultivos
de papa, maíz, fríjol, arveja, trigo, cebada, árboles frutales, en las hermosas
sementeras de nuestros campesinos. Sufriendo incalculables pérdidas, que
ameritan que las Secretarías de Agricultura Departamental y Municipales,
adelanten los censos y estadísticas correspondientes, para brindarles una
urgente y oportuna ayuda a esta importante región de Nariño y de Colombia.

Al presentarse este fenómeno de un
rato para otro, no permitió que nuestros campesinos tomaran las medidas de
precaución
, para utilizar los métodos más recomendables en estos casos, en
donde las plantaciones sufren la acción de las bajas temperaturas,
produciéndoles graves quemaduras y que a la postre, se convierten en materiales
inservibles, que los obliga a removerlas de sus parcelas.
Fue una copiosa lluvia de granizo,
que dejó completamente blancos los plantíos, los techos de las casas, los
caminos de acceso a sus fincas y las principales vías carreteables
. Que dejó
con los brazos cruzados a nuestros campesinos, ante la imposibilidad de
afrontar este fenómeno que sucede en estas épocas del año y que arreció con
tanta dureza en la devastación total de sus cultivos.
De acuerdo a las imágenes observadas
en los distintos noticieros televisivos a nivel nacional, el medio día de este
sábado, nos producen una gran tristeza y un dolor profundo, porque estos
municipios de la Exprovincia de Obando, se constituyen desde tiempos
inmemoriales, en verdaderos graneros, porque se encargan de proveer con sus
productos, los mercados de las principales ciudades del departamento de Nariño
y que alcanzan a llegar al Putumayo, Caquetá, Cauca, Valle, Eje Cafetero,
Tolima, Antioquia y el Distrito Especial de Bogotá, en el interior del país.
En igual forma, el sector lechero se
verá considerablemente afectado por estas heladas
, porque los vastos pastos
verdes de la zona, se han quemado de manera más inclemente y han quedado
devastados, siendo el principal alimento del ganado vacuno.
Que ojalá el gobernador de Nariño
Camilo Romero, se apersone de liderar las actividades en conjunto con sus Secretarios
del Despacho, para que las Alcaldías Municipales y sus Secretarías de
Agricultura, del Medio Ambiente y de Vivienda, tengan su respaldo inmediato y
se opten por tomar las medidas en el menor tiempo posible
, conducentes a
llevarles voces de aliento, a este gran número de familias campesinas, que lo
han perdido todo.
En igual, que este clamor llegue a
oídos del presidente de Colombia Iván Duque Márquez, para que con sus Ministros
visiten lo más pronto, esta región, que quedó devastada por la acción de la
naturaleza
, porque sus imágenes de vídeo y fotografías, que circulan a nivel
nacional e internacional, nos ubican como si estuviésemos en países de Europa o
de Norteamérica que sufren los avatares del clima.

La Colonia Pastusa y Nariñense en Colombia y en
distintas partes del mundo, nos solidarizamos con nuestros campesinos de la Exprovincia
de Obando
. En nuestras plegarias y oraciones al Dueño de la Vida, le pediremos,
asistiendo a la Santa Misa, para que derrame sus bendiciones a todos los hogares
y familias que lo han perdido todo y solicitamos a los gobiernos nacional, departamental
y municipales, les presten las más grandes ayudas y colaboración en estos duros
momentos por los cuales están atravesando.

Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *