Aprendices conocen experiencia de ambientalistas

Con un  mensaje de preservación del medio ambiente, llegaron al Centro Internacional de Producción Limpia dos jóvenes americanos que han recorrido todo el continente a bordo de su vehículo Volkswagen que funciona con aceite vegetal.
Durante más de ocho meses a bordo de su auto-casa Michael Kote y Elliot Whallen de 23 y 24 años respectivamente, han visitado el Perú, Ecuador, Panamá, Canadá, Guatemala, Costa Rica y México, entre otros países, con el fin de concientizar a la población de la importancia de utilizar biocombustible, el cual reduce el volumen total de CO2 que se emite a la atmósfera y es mucho más económico que el combustible corriente.
En diálogo con los aprendices del Centro estos jóvenes ambientalistas explicaron cómo preocupados por el deterioro del medio ambiente un día decidieron aunar esfuerzos para detener el calentamiento global a través del uso del aceite vegetal que se recicla de los restaurantes locales, evitando que éste sea desechado de forma inadecuada y haciendo uso de una nueva alternativa de combustible renovable en el país. Ellos crearon el movimiento verdant collective (www.inverdant.com), que cada dia suma más adeptos.
“El mensaje que les traemos hoy a los aprendices del SENA es que aprendan a viajar de manera diferente, preservando el medio ambiente por medio del reciclaje de aceite quemado que no tiene uso y que generalmente es desechado de forma inadecuada en los restaurantes. En cambio aceite vegetal como combustible es biodegradable, ecológico y renovable y favorecerá el desarrollo de países subdesarrollados y contribuye en la disminución de su dependencia del petróleo, lo que haría una sociedad más equitativa. El biocombustible es libre de benceno y por tanto contiene menos hidrocarburos tóxicos y contaminantes, produce menos humo en la combustión y menos emisiones por el tubo de escape”, dijo.
Para Gonzalo Valencia, instructor del área de mecánica automotriz del SENA, el rendimiento efectivo del motor de un auto que hace uso del biocombustible es casi similar al de un vehiculo con combustible normal, con una reducción considerable de las emisiones contaminantes, lo que la convierte en una buena opción a la hora de elegir un combustible para su vehiculo.
Por su parte Elliot Whallen indicó que cualquier persona puede ser parte de la solución a los desafíos ambientales que definen de nuestro futuro. “Esperamos informar a otros sobre lo que está ocurriendo en el mundo para que juntos empecemos a adelantar acciones que puedan evitar el deterioro de nuestro entorno. En ese sentido el SENA a través de sus aprendices puede brindar un apoyo fundamental en la aplicación de medidas que mitiguen el daño ambiental ocasionado por el hombre”, indicó.
Actualmente muchas empresas hacen gran hincapié en la importancia de mejorar los motores de menor consumo y de desarrollar combustibles alternativos más limpios. El Centro Lope, cuya tecnología medular es la producción limpia, desarrolla diferentes acciones encaminadas a la protección del medio ambiente como por ejemplo la implementación de energías alternativas o renovables, la reducción de costos por iluminación haciendo uso de luz natural en los diferentes ambientes del Centro y el uso eficiente del agua, entre otros.
En vísperas de la conmemoración del Día internacional de la protección de la capa de ozono el subdirector del Centro Internacional de Producción Limpia-Lope, Bernardo Chamorro, hizo un llamado para que se continúen adoptando medidas para proteger la salud del ser humano y en general el medio ambiente contra los efectos adversos generados por el mismo hombre, a fin de que se puedan satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.