Continúan construcción de placa huella en Cruz de Arada

La comunidad de la vereda Cruz de Arada, corregimiento de Loma del Tambillo, en convenio con la Administración Municipal, adelantan la segunda fase de la placa huella en la vía de acceso.

La secretaria de planeación e infraestructura Lizeth Cerón Benavides informó que la Administración Municipal aporta 4 millones 500 mil pesos, con los cuales se compraron materiales de construcción y la comunidad aporta la mano de obra no calificada.

La administración Municipal de igual manera entregó unos 5 mil adoquines que se sacaron de la carrera 3, barrio San Francisco, que en la actualidad se interviene con pavimento en concreto.

Expresó que inicialmente se tenía previsto construir 40 metros lineales de placa huella, sin embargo por la optimización de los recursos se construirán 53 metros, aproximadamente.

El señor Carlos Martínez, residente en la vereda, manifestó que tratarán de conseguir bultos de cemento para continuar con la placa huella otros metros más, teniendo en cuenta la motivación de la comunidad demostrada en su interés de trabajar en este proyecto.

Martínez manifestó que gestionarán recursos para continuar con la construcción de la placa huella hasta llegar a la escuela, distante 500 metros, aproximadamente.

Por su parte la señora Amelia Rosero Cabrera agradeció la gestión adelantada por la presidenta de la junta de acción comunal María Félix Rojas, a la comunidad de la vereda y a las personas que han colaborado con el proyecto y que lo continuarán haciendo.

En el mes de julio de 2015 se construyó la primera fase de la placa huella con sardineles de 30 metros de longitud, desde la vía Circunvalar Galeras, en la curva del sector de Altamira.

La comunidad de Cruz de Arada está a un kilómetro del sector urbano de Sandoná; debido al deslizamiento de terreno en el sector de la “Piedra del Sebondoy” ocurrida en el año 1998, se quedó sin una de las vías de acceso por el barrio San Francisco, el cual quedó como un camino.

Para llegar a este lugar, habitado por unas 20 familias, en vehículo motorizado se lo hace por el sector de Altamira.

Algunos historiadores mencionan que las primeras viviendas de Sandoná estuvieron ubicadas en este lugar.

Este es el segundo proyecto de construcción de placa huella que se adelanta mediante convenio entre las comunidades y la Administración Municipal. El primero se ejecutó en el sector de Samaria, corregimiento de San Bernardo.

En el territorio municipal se han ejecutado proyectos de placa huella en las veredas de San Francisco, San Bernardo y Alto Ingenio con recursos del gobierno nacional.

Imágenes:

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *