Derecho a la información y formación de opinión pública

Por: María Pia Matta Cerna
Periodista, presidente de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias – AMARC

Quisiera partir proponiendo una pregunta, que sea un marco para la conversación sobre libertad de expresión1. ¿Cómo se conforman en la actualidad sistemas de medios de comunicación democráticos? Mi propuesta para debatir este crucial asunto tiene como base las experiencias de las radios comunitarias y las experiencias de construcción democrática de nuestra región. Menciono ambos antecedentes no sólo porque dan cuenta de mi lugar. También porque es necesario partir considerando que las relaciones de los medios de comunicación con la ciudadanía son parte de las relaciones de poder que caracterizan a cada una de las sociedades a las que pertenecemos.
De hecho todo abordaje sobre la problemática de la libertad de expresión debe considerar que el derecho a expresarse es por definición el derecho a una contrastación con el otro, que se da en el contexto de las lógicas de poder en las cuales se desarrolla esa forma de autogobierno colectivo que es la democracia.
Pero si el ejercicio de la libertad de expresión está determinado por las cuotas de poder que los diferentes grupos y sujetos ostentan habrá siempre quienes no tengan lugar. Y si por el contrario el Estado actúa sólo para que quienes tienen menos poder puedan acceder al espacio público en condiciones garantizadas, no se estaría actuando sobre la naturaleza autónoma al poder mismo que tiene que tener el ejercicio de la libertad de expresarse de todos los individuos en el contexto de la vida común en que se desarrolla.
O sea, dentro de la gobernabilidad democrática hay que asegurar que los sujetos tengan medios de expresión, que preserven su autonomía en un contexto de construcción y de transformación de la convivencia. Para esto es indispensable que las y los ciudadanos cuenten con un debate público que anime la discusión de la vida común para hacer entrar nuevos sentidos y valores y para desechar otros. ¿Con qué fin? Con el fin de posibilitar la construcción del bien común.
Esto que puede parecer algo entreverado es uno de los puntos centrales sobre los  el debate de la libertad de expresión como parte de los derechos políticos y vamos a tratar de entrar por esta estrecha puerta a la conceptualización del derecho a la comunicación como campo de acción política.
¿Cómo se conforman los sistemas de medios de comunicación democrático? Dentro de las sociedades modernas el tema aparece cruzado por un asunto nada aclarado por lo menos en el contexto de nuestra región y su incipiente desarrollo democrático. El liberalismo ha constituido en el estado a un depredador natural del derecho a la libertad de expresión, esto porque su ejercicio pleno requiere de la autonomía de los sujetos. Pero ante modelos de concentración de poder en ciertos sectores, que dominan en el poder económico cabe preguntarse ¿Cómo se conforman los sistemas de medios de comunicación democráticos? Como señala Owen Fiss: Si la libertad de expresión tiene por principal misión garantizar un debate público «desinhibido, vigoroso y completamente abierto» y si a ese debate no puede llegar la sociedad autónomamente, por encontrarse presa de las fuerzas económicamente dominantes, que siguen la lógica del beneficio y no los imperativos de la democracia, se sigue una consecuencia obvia: la obligación del Estado (<

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *