Derecho a morir dignamente

Visión de mujer

Por Elsy Melo Maya
[email protected]
A través de la historia se ha
conocido el término eutanasia, utilizado para referirse a una muerte fácil, a
las medidas encaminadas a transformar ese episodio, en algo menos desagradable
y doloroso. Hoy este término está directamente ligado al derecho que tiene toda
persona a morir dignamente
.

La eutanasia se la describe como el
comportamiento mediante el cual, por razones humanitarias relacionadas con el
sufrimiento, se provoca intencionalmente la muerte de una persona, por acción
directa o indirecta, debido a la presencia de una enfermedad incurable, una
lesión dolorosa o un evento que causa enorme dolor físico o moral. Tomando el
escrito del Doctor Fernando Guzmán Mora, presidente de la federación médica
colombiana, la eutanasia tiene varios componentes:
Es acción, en el sentido de acto
deliberado, premeditado y consciente por parte de quien interviene la vida del
paciente; es humanitario porque interpreta el sufrimiento como fuera de lo
común, muy difícil o imposible de manejar
; puede mediar una acción directa
utilizando agentes especialmente farmacológicos que acorten la vida; puede ser
a través de una acción omisiva al no administrar un elemento de tal importancia
vital para el enfermo, que su falta produzca la muerte.
Lo que si debe quedarnos absolutamente
claro es que el procedimiento de la eutanasia está considerado para ser
aplicado única y exclusivamente en beneficio del paciente; en consecuencia se
debe “excluir el criterio de personas que puedan ser motivados por incomodidad
o egoísmo respecto del enfermo
”, es decir, que no puede prevalecer el interés
de los parientes o quienes lo atiendan, ni se trata de suspender el apoyo vital
necesario al enfermo o el oponerse a determinados tratamientos por agresivos
que puedan ser cuando las posibilidades de recuperación son mínimas.
Finalmente, la eutanasia tampoco se puede confundir con la distanasia que es la
prolongación innecesaria, inhumana e ilógica de la agonía.
En conclusión, el derecho a morir
dignamente, como lo expresa el Doctor Guzmán Mora “es, en esencia, el derecho a
tener soporte a final de la vida. Este soporte se materializa con compañía
humana; el manejo del dolor, la incomodidad y la angustia de la proximidad de
la muerte
y la información sobre la gravedad de la enfermedad y el proceso del
fin de la vida”.
17 de septiembre de 2018

Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.