La tristeza que narran los familiares de las víctimas del accidente

Tomado de www.elcolombiano.com

Gualberto Angulo Meza y Mauro Fredy Rivera son dos de las 20 víctimas que dejó el siniestro vial. Sus familiares se desplazaron hasta Nariño para recibir sus cuerpos.

Juana Rivera todavía no entiende por qué Mauro Fredy Rivera tomó un bus para viajar a Cali cuando sus viajes nunca eran por carretera. No se explica por qué perdió a su hermano mayor en la madrugada del pasado sábado 15 de octubre cuando el bus de la empresa Transipiales se volcó en la vía Chachagüí – Popayán, por una aparente falla mecánica, según informó la Policía.


“Era una persona que no viajaba en bus y no sabemos por qué se vino en bus”, repite Juana Rivera mientras trata de procesar la muerte de su hermano junto con otras familias que esperan sentadas en la entrada del Instituto Nacional de Medicina Legal de Nariño para recibir a sus seres queridos que perdieron la vida en el trágico accidente.

Lea para más información Una de las 20 víctimas del accidente ayudaba a los jóvenes

El autobús de pasajeros, que cubría la ruta entre el puerto de Tumaco y la ciudad de Cali, se accidentó en la madrugada tras perder los frenos. Según el reporte oficial, 20 personas fallecieron y otras 15 quedaron heridas. El vehículo, que quedó al borde de un abismo, transitaba una zona de difícil visibilidad por la neblina.

Mauro Fredy Rivera dejó a cuatro hijos y a su familia, pues era el hermano más querido. “Mi hermano era una persona muy especial, el epicentro de mi familia, el mayor de todos. Era un padre, un hijo y un hermano excelente. Una persona servidora al señor”, recuerda su hermana, Juana Rivera.

Luego de reportarse el accidente, unidades de policía, ambulancias y el cuerpo de bomberos llegaron hasta el lugar para atender la emergencia. Tras más de nueve horas lograron enderezar el bus, rescatar los cuerpos y trasladar a los heridos a centros de salud.

María Guanga narra con voz serena lo que fueron los últimos momentos de su pareja sentimental, Gualberto Angulo Meza, de 62 años. Ese día tenía planeado viajar para trabajar en una construcción, pues era maestro de obra. A las 8:30 p.m. tomó el bus con destino a Cali, en las horas de la madrugada ocurrió el siniestro vial y a las cinco de la mañana, aproximadamente, se comunicaron con María para avisarle sobre lo sucedido.

“Nos dijeron que había unos heridos, entonces nos desplazamos hasta Pasto, pero en el transcurso del viaje nos llamaron otra vez para avisarnos que Gualberto estaba en la lista de fallecidos”, comentó María.

El hermano de Gualberto y María llegaron hasta Nariño para reconocer el cuerpo de su ser querido, además porque esperan poder trasladarlo y darle “cristiana sepultura como es debido”, concluye María.

Nota original:

https://www.elcolombiano.com/colombia/familiares-de-las-victimas-mortales-en-el-accidente-vial-en-narino-recuerdan-a-sus-seres-queridos-HG18871464

Nota relacionada:

Autoridades entregaron reporte del accidente de tránsito en la vía Panamericana Pasto – Popayán

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *