No nos hagamos ilusiones

El despertador del sur
Por: Jorge Arturo Bravo
[email protected]

Muy alegres parecen estar y hasta “bailan en una pata” nuestras autoridades educativas de carácter municipal en cabeza de Gloria Eneida Jurado, Secretaria Municipal de Educación y algunos sectores del periodismo local y de padres de familia, para nuestro caso, por el anuncio que hiciera el Presidente de la República y su Ministra de educación María Victoria Angulo de regresar a clases presenciales desde el próximo 25 de julio en todas las instituciones educativas oficiales del país.

Todos queremos que se regrese a las aulas escolares, es cierto, pero no es el hecho de hacer este anuncio desde los escritorios, sin conocer la situación real que viven las instituciones educativas, urbanas como rurales de nuestro municipio, por ejemplo; dice Gloria Jurado – tenemos 1.900 millones de pesos para distribuirlos entre las instituciones educativas, todo para bioseguridad-; pero nosotros nos preguntamos: esos dineros ya están en Pasto?, ya se entregaron en su totalidad a cada una de las 53 instituciones? O todavía están en veremos, esperando que lleguen “gota a gota”?

Es posible, no está seguro todavía, que para esa fecha, 25 de julio, todos los maestros y maestras estén ya vacunados, uno de los requisitos para volver; pero, ya se contará en su totalidad con todos los protocolos de bioseguridad?, teniendo en cuenta que no se trata solamente del usar adecuadamente el tapabocas, el lavado continuo de manos y el distanciamiento necesario, No, se trata de haber instalado al menos un mínimo de 30 o 40 lavamanos en cada institución principal; sin contar con las sedes de primaria y preescolar; de tener ya la aulas que albergue cada una a 35 y 40 estudiantes con un metro de distanciamiento, con su ventanales abiertas y sus paredes muy bien pintadas, etc.

Si los pastusos, especialmente los funcionaros de la alcaldía de Pasto, son muy amigos de anunciar hermosos proyectos, se autocalifican de pioneros, reciben anticipadamente premios, pero muy pocas veces los hacen realidad, lo mismo sucederá con este anuncio de regresar a clases a partir del 25 de julio; lo correcto y ético debe ser que cuando todas las instituciones estén listas con todos los protocolos, con la logística necesaria y con unas instalaciones en excelentes condiciones, entonces sí anunciar una fecha de regreso a clases presenciales, de lo contrario no despertemos falsas expectativas, máxime cuando los contagios por el coronavirus cada día aumentan más y más.

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por la página Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *