No podemos callarnos teniendo voz

El despertador del sur
Por: Jorge Arturo Bravo
despertadordelsur@hotmail.com

Al retomar prácticamente el desarrollo de todas las actividades que en nuestro diario quehacer nos corresponde realizar, obviamente que tendrán que ser de alta calidad, o sencillamente mejores que el año inmediatamente anterior, de hecho, ese debe ser el propósito de todos, ser cada día mejores.ú

Y uno de esos propósitos, que debemos asumir especialmente quienes, por ese rol que que asumimos en nuestro diario quehacer, y me refiero especialmente al periodismo local, es aprender a no quedarnos callados, nunca, por la edad que tengamos, es tarde para aprender; en mi caso siempre les decia a mis estudiantes “arrepiéntete por haberte quedado callado, pero nunca te arrepientas por haber hablado con claridad y sin miedo”.

En esta nuestra amada San Juan de Pasto La Gran Capital, “la ciudad más laureada de todas”  suceden tantas cosas, muchas anámalas para el pueblo pastuso, y nadie dice nada; el periodismo local no cuestiona nada, no critica nada, todos nos quedamos callados, salvo poquísimas excepciones, pues la”bendita pauta publicitaria los tiene amordazados” y por el cotrario, los convierte en simples informantes del quehacer de la Alcaldía de Pasto.

Germán Chamorro de La Rosa, en sus “sabias” y “muy atinadas” decisiones, decidió alzarnos el valor del servicio del bus urbano, ya no en cien pesos, como lo hacian los anteriores alcaldes sino que éste decidió subirle doscientos pesos más y para el próximo año, el bus estará importando dos mil cuatrocientos pesos; y al respecto, nadie dijo nada, ningún periodista ha criticado esto, todos se quedaron callados no obstante el pésimo servicio que prestan las diferentes empresas de servicio urbano Cootranur, Americana y Autobuses.

Avante, por ejemplo, en su costosa pauta publicitaria, dice que ha instalado en la ciudad 130 paraderos, paraderos “ baraticos”, comparados con los de la ciudad de Cali; y estos serán una plata perdida, pues seguro que, ni usuarios y menos los señores conductores, los respetarán precisamente porque están mal ubicados y por lo mismo no serán utilizados; y nuestros periodistas “callados”, por el contrario, alabando hasta más no poder, esta “grandiosa obra”. Se acuerdan de los famosos “cubículos” de Raúl Delgado, para los vendedores frutas?

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por la página Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *