Plantas viejas para Tumaco… ¿solución o problema?

Por Manuel Erazo Cabrera
Ismael Botina, popular maestro Buchón, es uno
de los más fervientes admiradores del Pacifico nariñense
, tanto por sus gentes
como por sus hermosos paisajes; esas son las razones por las cuales le
interesan tanto, las noticias que se
generan en esa bella tierra. A propósito, saludos a sus compadres Jairo Meza y
Ebert Castillo.

La costa y la sierra debemos hermanarnos más,
dejar a un lado esos celos absurdos y
comenzar a practicar el mensaje dejado por el 
maestro Alberto Quijano Guerrero, autor del himno a  Nariño, cuando
dice: “Desde el mar hasta el Galeras… desde el monte hasta el confín”. Todos
juntos
.
Pues bien, en su bicicleta “monark”, el
Buchón, emprendió viaje desde la sierra
hasta San Andrés Islas, para averiguar el estado real de funcionamiento de las
tan nombradas plantas generadoras de energía eléctrica
, que se instalaran en
Tumaco, para evitar apagones en caso de
voladura de torres por parte de la guerrilla.
Después de cuarenta días y cuarenta noches,
llegó a San Andrés y Providencia, averiguando acá y allá, dio hasta donde están
las dichosas plantas termoeléctricas.
Allí permanecen tiradas al aire libre, oxidadas,
desvalijadas y en estado de funcionamiento reservado, en estado de coma, por
cuanto son máquinas que ya cumplieron su
vida útil
. Funcionaron durante veinte años, día y noche, hasta que sacaron la
mano.
Mala vaina que el Presidente Santos, un hombre
que es muy querido en Tumaco, regale cosas viejas, que más van a generar
problemas antes que soluciones
.
Maestro Buchón, allá en San Andrés, dándose
sus modos prendió una máquina de esas, y solo cebándola, se chupo diez tambores
de a.c.p.m, y sudan cuando se le conecta un radio viejo.
A los amigos no se les regala cosas viejas…que
feo
. Qué tal llegar a regalarle a una familia que está jodida un vejestorio que
no le sirva para nada.
Señor Presidente, sepa oír, haga caso a los
mayores, a los amigos no se les regala cosas viejas. Se va a arrepentir; va a
resultar más caro el caldo que los huevos
.
Mejor, apresure el tiempo para que llegue la otra línea de interconexión; o busque una
manera de dotar a Tumaco de una o dos plantas pero nuevecitas, cero kilómetros,  que cumplan la función esperada. Qué el ejército
se encargue de los terroristas…esas son las soluciones, y no  cosas viejas.
Señor
Presidente Santos, ahora que visita Pasto, entérese de la verdad sobre estos
vejestorios y reflexione;  así como esperamos  los habitantes de la sierra que reflexione, sobre la
concesión Rumichaca-Pasto- Aeropuerto Antonio Nariño. Aquí esperábamos que las
cosas mejoren, pero no fue así.
Señor Presidente, sus asesores le mienten y
por eso lo hacen quedar mal.
Maestro Buchón, y su moza Eva Cuarán, son dos votos seguros para su reelección pero
si escucha al pueblo.
Señor Presidente… una planta nueva para Tumaco
y una revisión a la concesión de nuestra
vía panamericana… y la reelección está de papayita.
Domingo 3 de noviembre de 2013

Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

1 thought on “Plantas viejas para Tumaco… ¿solución o problema?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.